Sustentabilidad y nueva normalidad: el nuevo modelo de edificios inteligentes

Lima.- Debido al aumento de agentes contaminantes en el mundo, diversas empresas de distintos sectores han buscado adaptar sus procesos de producción para reducir considerablemente los niveles de residuos contaminantes. En este sentido, un estudio de Panduit, fabricante de soluciones en infraestructura física, eléctrica, de red y AV para entornos empresariales, refleja que 4 de cada 10 empresas buscan implementar tecnologías que desarrollen un modelo combinado de sustentabilidad y acondicionamiento de espacios laborales ante la nueva normalidad.

Con el desarrollo de las oficinas 2.0, diversas empresas han solicitado soluciones que permitan gestionar mejor su consumo energético y ser más amigables con el medio ambiente.

Durante 2020 las solicitudes de información con respecto a tecnologías que apoyan a la sustentabilidad se vieron detenidas ya que los responsables de tecnologías de información de las organizaciones se enfocaron en responder de forma rápida a las demandas tecnológicas que presentó la contingencia sanitaria, a conocer el nuevo modelo de trabajo y la manera adecuada de adaptar las soluciones tecnológicas a él.

Sin embargo, en 2021 se obtuvieron el doble de solicitudes, con respecto a 2019, de un modelo híbrido que combina herramientas sustentables con espacios de trabajo post-pandemia. De acuerdo con Panduit, el 40% de las organizaciones buscan implementar tecnologías para el modelo combinado de Sustentabilidad y trabajo post-pandemia, lo cual representa una gran oportunidad para los especialistas en construcción e integradores.

En este sentido, empresas especializadas en la automatización y digitalización de procesos exploran constantemente soluciones que permitan reducir al mínimo la huella de carbono, a la vez que protegen a sus colaboradores ante el virus causante de la Covid-19. Desde procesos de manufactura sostenible e iniciativas que ahorran energía, hasta el uso de espacios acondicionados para la convivencia, la industria de la transformación digital ha buscado la forma de reducir el consumo de recursos constantemente, mientras salvaguardan la bioseguridad del recinto.

En este sentido, el desarrollo de certificaciones como la de Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental (LEED por sus siglas en inglés), destacan por ser herramientas viables para que las empresas obtengan un ambiente laboral sano, energéticamente eficiente y sostenible, mediante instalaciones de última generación.

Los edificios con esta certificación logran, a partir de herramientas tecnológicas como centros de datos, sensores, redes y sistemas de automatización, un aprovechamiento mayor de los espacios y la optimización del consumo energético.

Además, estos espacios permiten hacer uso de soluciones sustentables que permitan la producción de energías alternativas. Por ejemplo, el desarrollo de espacios verdes que ayuden a regular la temperatura de manera natural o el uso de sistemas de recolección y tratamiento del agua.

«Las empresas del sector seguimos evaluando, documentando y mejorando la operación de los sistemas del edificio, con el objetivo de preservar energía, mejorar la comodidad, maximizar la productividad y optimizar todas las operaciones», afirma Sandra Matus, Head of Marketing en América Latina para Panduit.

De tal modo, Panduit ha notado que el uso de herramientas tecnológicas y el desarrollo de procesos de automatización dentro de sus propias plantas reflejan que, en los últimos cuatro años, se ha desarrollado la reducción del 99% en el consumo eléctrico total mediante el uso de fuentes renovables.

Con el desarrollo de estos modelos híbridos, Panduit menciona que las empresas especializadas en el desarrollo tecnológico en espacios empresariales deben tener como prioridad la protección del medio ambiente y el cuidado del personal. En este sentido, la empresa propone tener en cuenta las siguientes acciones base con el fin de reducir la huella de carbono empresarial y, a su vez, gestionar de forma adecuada las acciones del personal ante la nueva normalidad:

Reducción de la huella de carbono: Optar por fuentes de energías renovables y alcanzar la neutralidad en carbono.
Apoyo a la economía circular: Utilizar materiales post-consumo en productos y empaques.
Eliminar desperdicios: Enviar cero desperdicios a basureros o rellenos sanitarios.
Impulsar la innovación en productos sustentables: Aumentar la oferta de productos diseñados y desarrollados para la sustentabilidad.
Generar espacios adecuados para trabajar: Cumplir con los estándares de salubridad es un paso importante para proteger de amenazas virales a los colaboradores. Así, una buena ventilación, el nulo contacto con objetos y la apropiación de soluciones de audio y video, propiciarán un regreso seguro a las oficinas.