Asegurados en Perú acceden a servicios de salud por telemedicina en tiempos de COVID-19

Lima.- La pandemia del COVID-19 generó grandes retos para el sector público y privado respecto al uso de las tecnologías para brindar servicios sanitarios a distancia. La telemedicina demostró en los últimos años su capacidad para promover el acceso oportuno a la salud, optimizar la continuidad de atención, facilitar la reducción de costos, y sobre todo reducir la posibilidad de contagios al evitar desplazamientos y aglomeraciones.

En Perú, según el Ministerio de Salud (MINSA), desde el inicio de la emergencia sanitaria hasta abril del 2021, se han realizado más de 18 millones de atenciones en los diversos servicios públicos de telemedicina a nivel nacional, permitiendo la atención de pacientes crónicos, gestantes, menores de 5 años y con diagnóstico de COVID-19.

Desde el sector privado también se han impulsado iniciativas para promover el acceso a distancia a servicios de salud, como la Clínica Digital MAPFRE, la primera plataforma digital del mercado asegurador en Perú en brindar servicios de telemedicina usando Inteligencia Artificial, y que a la fecha atiende a más de 10 500 personas mensualmente.

“Para seguir protegiendo la salud de nuestros asegurados, este año lanzamos la Clínica Digital, una innovadora solución que incluye beneficios como un autoevaluador de síntomas online, videoconsultas médicas y chat médico las 24 horas sin costo hasta en 16 especialidades, así como delivery de medicinas y solicitud de ambulancias y pruebas de descarte COVID-19”, afirma Fernando Pedraza, director de Salud de MAPFRE.

La comodidad de ser atendido desde casa sin la necesidad de ir a un centro de salud y el temor de contagiarse en estos lugares ha motivado a muchas personas a confiar en la telemedicina. “A la fecha, gracias a Clínica Digital el 30% de todas nuestras atenciones médicas ya son virtuales. La herramienta más usada por los usuarios es la videoconsulta con un médico y las especialidades más requeridas son medicina interna, endocrinología, gastroenterología y dermatología. Esperamos cerrar el 2021 con más de 100 mil deliveries de medicina desde la plataforma”, añade Pedraza.

De esta manera, MAPFRE reafirma su compromiso por continuar innovando para acercar a cada vez más peruanos los servicios de salud que requieren para protegerse y proteger a sus familias, más aún en tiempos de pandemia.

El nuevo reto de la telemedicina

La telemedicina dejó de ser el futuro de la salud, para convertirse en una forma de consulta habitual, que día a día viene creciendo, y que promete quedarse con nosotros incluso en tiempos post pandemia. De todas sus aplicaciones la más utilizada es la teleconsulta, que permite hacer un diagnóstico y brindar un tratamiento a un paciente. Pero, también existe la telemonitorización que facilita a los doctores hacer seguimiento a los pacientes con enfermedades crónicas.

En los próximos años, la telesalud seguirá evolucionando y se espera poder fortalecer la utilización de robótica y realidad virtual para realizar telecirugías experimentales.