Los centros arqueológicos, los canales de irrigación, las cumbres verdes imperiales y la alta calidad de sus calles están rodeadas por una gestión fuera del reglamento. Según la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR) estima que el 72% de empresas dedicada a las actividades del turismo son informales. Puesto que el sector es donde los restaurantes y zonas de alojamiento ocupan un 67% de informalidad. En cuanto a las empresas formales figuran en actividades hoteleras, agencias de viajes y transporte lo cual representa menor cantidad de ejecución en dichas actividades. Además la representación laboral femenina es alta. Por tanto, seis de cada diez trabajadores dependientes y nueve de cada diez trabajadores independientes son mujeres. Cabe recalcar que la brecha salarial en relación a los hombres es de 41% en los dependientes y 95% en independientes.

Si bien es cierto el aporte al PBI del turismo comparado con las actividades extractivas, el comercio o la construcción es menor. Cuzco como líder en turismo según cifras estimadas al 2018, solo el rubro alojamiento y restaurantes aportó el 6.6% del PBI regional lo que duplica el promedio nacional y coloca en un nivel de aporte similar al de Lima. Sin embargo, la informalidad es un problema que según el análisis del sector turismo en la región de Cuzco el 54% de empresas turísticas son informales.

Otro problema son las construcciones de las casas de la ciudad central. Según los guías turísticos de la zona reconstruir los techos salen más caro que construir nuevas casas. Y también enfatizaron que las gestiones entre el gobierno central y el regional están divorciadas. Además la apreciación de la gente no es muy diferente a la de Lima, la diferencia radica en la lejanía de políticas conjuntas y que si las hay no llega a tener un alcance adecuado a la ciudadanía cuzqueña.

La región Cuzco tiene un alto porcentaje de empleo informal con un 82.3% y un 26.5% cuenta con educación superior. Según el Ministerio de Educación (Minedu) en cuanto a los 3 servicios básicos como el agua potable, alcantarillado y energía eléctrica. La provincia central de Cuzco con un 83.87% cuenta con tales servicios. Y si la comparamos con la provincia de Chumbivilcas con un 31.73% pues tiene un porcentaje bajísimo.

Respecto a la educación según la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) la provincia de Cuzco cuenta con 351 mil 301 alumnos matriculados, de los cuales 70 063 son del nivel inicial, 154 172 del nivel primaria y 127 266 del nivel secundaria. Por tanto, la región que cuenta con más matriculados es Cuzco. Y Paruro es el caso contrario y con un desafío territorial muy grande. Esto demuestra que en la región también existe una brecha social importante entre el centro y los alrededores.

Durante la pandemia esta brecha se agudizó aún más. Según el balance económico del turismo en Cuzco del Banco Central de Reserva (BCRP) los restaurantes turísticos absorben el 20% del empleo y el 25% de los ingresos de la actividad. Y dentro de este porcentaje solo un 45% presenta un cierto grado de formalidad pagando impuestos, entrenando a su personal y formalizando contratos. Mientras que el 55% está compuesto por actividades informales.