Llegan al Perú las fórmulas para el rejuvenecimiento

Los descubrimientos de Joe Lewis han transformado la industria de la belleza. Desde que inventó el primer ácido glicólico (AHA) del mundo, este químico y fundador de la firma Priori Skincare ha sido el artífice de muchos avances con eficacia comprobada. En esta ocasión, Priori ha logrado su ingreso a Sudamérica gracias al gran lazo que une a la plataforma de belleza peruana Caribe Azul y a RevitaLash Cosmetics, firma que hizo el nexo entre ambas compañías.

Con Priori, Joe Lewis revolucionó el antiaging, ideando una forma de que los productos puedan “leer” la piel de cada persona, y en base a eso adaptarse a sus necesidades específicas. Como si el producto hubiera sido diseñado para la persona que lo está usando en ese momento, nació la Cosmética Adaptativa. Aunque suena a ciencia ficción, existe y ha llegado a nuestro país.

“Este tipo de cosmética se basa en una tecnología de múltiples capas de ingredientes esenciales y avanzados. Esto permite que nuestra piel tome de estas capas exactamente lo que necesita, según nuestros requerimientos particulares” explica Mafe Ampuero, Directora de la plataforma de belleza Caribe Azul.

Así, la ciencia adaptativa logra eficacia con una rutina de pocos productos. Además, la marca Priori es libre de ingredientes tóxicos, cruelty free, y rica en ingredientes botánicos, supliendo el interés del consumidor de belleza peruano, al tanto de las últimas tendencias y la importancia de un mundo más responsable y “clean”.

“Estamos apostando por marcas sin riesgos para la salud de nuestros clientes, porque ellos confían en nosotros, pero solo traemos aquellas que al mismo tiempo den resultados muy notorios. Además, deseamos contribuir con el mundo promoviendo una cosmética limpia, pues nos interesa tener un planeta mejor para nosotros y nuestros hijos”, añade Mafe Ampuero desde su oficina en Madrid.