Lima.- El Juzgado de Extinción de Dominio de la Corte Superior de Ayacucho recuperó para el Estado la suma de S/49 900, al extinguir los derechos que tenía el ciudadano José Quispe Herrera, sobre ese monto de dinero.

El magistrado a cargo del caso dispuso la transferencia del referido monto al Estado, representado por el Programa Nacional de Bienes Incautados (Pronabi), tras declarar fundada la demanda de extinción de dominio promovida por el Ministerio Público.

De acuerdo con la sentencia emitida, el dinero fue utilizado como instrumento para la comisión de actividades ilícitas, vinculados con el delito de tráfico ilícito de drogas, en la modalidad de promoción y/ o favorecimiento al consumo ilegal de drogas tóxicas mediante actos de tráfico agravado.

Los hechos ocurrieron en marzo de 2014, cuando efectivos policiales del Frente Policial del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) intervinieron el vehículo que conducía Quispe Herrera, en circunstancias que se desplazaba por el distrito de Kimbiri.

Al realizarse la revisión, los policías especializados encontraron en el interior de la unidad móvil de placa F5S- 458, la suma antes indicada envuelta en una bolsa plástica transparente.