Familias de Taurija tienen mejores ingresos económicos con Haku Wiñay

Al cumplirse tres años de la intervención del proyecto productivo Haku Wiñay/Noa Jayatai de Foncodes en el distrito de Taujija son más que evidentes los resultados e impactos en la economía y en la vida de las familias de esta comunidad ubicada en la provincia de Pataz, en la sierra liberteña.

Con este motivo el 31 de octubre se realizará una feria exhibición y venta al público de productos agropecuarios en el anexo de Pacobamba, distrito de Taurija. Un total de 20 negocios rurales inclusivos ofrecerán al público panadería, miel de abejas, tejidos artesanales, servicio de molienda de granos andinos, cuyes, carpintería, helados, hortalizas, frutas y otros productos con valor agregado.

Evidencia de los resultados e impactos
Producto de la intervención del proyecto Haku Wiñay en el ámbito del Núcleo Ejecutor Central de Taurija, con una inversión de S/ 1.9 millones, 395 hogares usuarios con economías de subsistencia de los centros poblados de Huancabamba y Huayao desarrollan tecnologías como riego por aspersión, cultivos de hortalizas, granos andinos, tubérculos, pastos mejorados, producción de abonos orgánicos, crianza de cuyes, gallinas, cosecha de agua e hidroponía.

En ambas comunidades rurales, las familias han fortalecido sus capacidades y habilidades productivas, y con creatividad y esfuerzo han impulsado emprendimientos rurales inclusivos que les ha permitido tener seguridad alimentaria e ingresos económicos sostenibles.

De esta forma, las familias se encuentran en mejores condiciones para enfrentar la pobreza al haber diversificado sus ingresos monetarios y no monetarios, al haber internalizado los conocimientos en el uso de tecnologías productivas con capacitación y asistencia técnica a cargo de profesionales especialistas y el acompañamiento permanente de los yachachiq (el que sabe y enseña), líderes comunales con conocimientos agropecuarios.

En todo el proceso del trabajo con las tecnologías en el desarrollo de los proyectos productivos tienen el apoyo de Foncodes con el proyecto Haku Wiñay con fondos concursables, transferencia de activos productivos, asistencia técnica y capacitación.

Las familias usuarias cuentan con tecnologías productivas diversas como riego por aspersión, por microaspersión y por goteo; módulo de producción de abonos orgánicos (compost, biol y otros); biohuertos a campo abierto y bajo fitotoldos; módulos de crianza tecnificada de animales menores (cuyes y gallinas); módulos de producción de granos y de tubérculos andinos; módulos de forraje (pastos asociados); entre otros. Asimismo, cuentan con cocinas mejoradas a leña y bosta; módulo para el consumo de agua segura (hervida); y módulos para la disposición de residuos sólidos (reciclaje).

Estas familias reciben también asistencia técnica y capacitación en prácticas saludables dentro y fuera del hogar.

Como parte de la intervención del proyecto Haku Wiñay, se organizan Concursos de Emprendimientos Rurales Inclusivos, y los planes de negocios ganadores obtienen fondos concursables para el desarrollo de estas iniciativas con asistencia técnica productiva y asistencia técnica comercial. Asimismo, los emprendedores participan en Ferias organizadas por el proyecto.

Los concursos de emprendimientos forman parte del componente promoción de emprendimientos rurales inclusivos del proyecto Haku Wiñay y es la oportunidad muy esperada por los hogares que aspiran a tener sus propios negocios. Los ganadores con el dinero conseguido financian la compra de materiales para implementar sus negocios o potenciar los que ya están en funcionamiento. Asimismo contratan un especialista que los capacita en todo el proceso que va desde la producción, presentación del producto y promoción y comercialización en mercados locales y ferias locales y regionales.

Intervención en La Libertad
Actualmente, en el departamento de La Libertad, con una inversión de S/ 61.6 millones, el proyecto Haku Wiñay trabaja con más de 9 mil familias de las comunidades rurales de los distritos de Huaso, Taurija, Chugay, Huamachuco, Sarín, Sanagorán, Carabamba, Salpo, Huangaspata, Sitabamba, Agallpampa, Otuzco, Usquil, Sinsicap, Chillia, Huaylillas, Urpay, Marcabal, jurisdicción de la provincia de Julcán, Pataz, Sánchez Carrión, Otuzco, Santiago de Chuco, donde por cada núcleo ejecutor central trabajan 400 hogares. Asimismo están en marcha 131 emprendimientos rurales inclusivos en los que participan 407 familias organizadas en grupos de interés.