Como parte de la estrategia ‘Vamos a tu encuentro, ¡Vacúnate ya!’ del Ministerio de Salud (Minsa), las brigadas de la Red de Salud Sandia de la Dirección Regional de Salud (Diresa) Puno realizan un esforzado trabajo trasladándose diariamente a las comunidades más alejadas, con el fin de avanzar en el cierre de brechas de vacunación contra la COVID-19.

Esta semana, tras un recorrido de tres horas a pie, las brigadas llegaron a las comunidades de Llamani y Alto Llamani para aplicar primeras y segundas dosis a los pobladores de la zona, que en su mayoría son adultos mayores que se dedican a la agricultura y no pueden desplazarse a un centro de vacunación debido a la lejanía.

«La misión de mi equipo es llegar a la población más vulnerable de Sandia, que esta conformada por personas que viven en las comunidades y sectores más alejados de la provincia. Esta es la rutina que realizamos con gran esfuerzo. Cuando saqué mi título juré esforzarme en esta labor como profesional y ser humano», indicó el licenciado José Luis Pari, quien cumple un rol fundamental informando a las familias en quechua, su lengua natal.

Concientizando a los puneños

Informar y concientizar a las personas que no desean vacunarse contra la COVID-19 es la parte más compleja del reto que enfrenta el personal de salud de Puno.

Con este grupo, los enfermeros y enfermeras realizan un trabajo diferenciado explicando los beneficios de la vacunación y que ellos mismos como personal de salud, también se encuentran vacunados y protegidos, para atender a pacientes COVID-19.

«En Sandia tenemos 7 distritos con distintas realidades climáticas y culturales. Enfrentamos una serie de obstáculos como la cultura de la población, que muchas veces no accede a la vacunación pese a que las brigadas caminan largas horas para poder llegar a los hogares. En estos lugares nos tenemos que detener alrededor de media hora para concientizar a las personas», señaló durante el recorrido Ekaterina Melgar, coordinadora de Inmunizaciones de la Red de Salud Sandia.

En su proceso de vacunación contra la COVID-19, la provincia de Sandia tiene a la fecha un avance de 31% en su población objetivo a vacunar; con más de 12 mil 800 vacunados con primera dosis y 8 mil con segunda dosis. La población objetivo a proteger asciende a 32 mil 220 personas.

El personal de la Red de Salud Sandia continuará recorriendo diferentes comunidades, sectores rurales y distritos, con el propósito de llegar a la gran meta de que toda la población peruana esté vacunada y protegida frente al coronavirus.