Lima.- Entre enero y febrero de 2020, pre-pandemia pero igual de encerrados, Gativideo compuso más de quince maquetas de las cuales solo diez integran su nuevo y esperado álbum: «Boutique».

Fueron meses de trasnoches, calor, café y puchos, llenos de trabajo creativo pesado y desarrollo de ideas y conceptos constantes, en búsqueda de un hilo y un marco que englobe la proyección del resultado final que hasta el día de hoy todavía no están del todo seguros de cuáles son.

La pandemia cayó y después de meses de incertidumbre lograron sentar la metodología para producir las canciones junto a Julián Contopulos en su casa/home-studio, en el cual encontraron un flow de trabajo diferente a los anteriores, sumado a las erosiones mentales y vinculares que les produjo la pandemia y el desencuentro, tiñiendo el concepto del álbum con colores oscuros, melancólicos y juguetones en una búsqueda por resarcir el disfrute perdido.

«Boutique» representa una etapa más madura de Gativideo en contraste con «Colorama», una búsqueda por decir y mostrar cosas que van un poco más allá de la mera melodía pop, cosas que aprendieron en todos estos años de crecimiento emocional y artístico.