Ladrillos Lark Cumple 25 Años Manteniéndose Como Líderes En El Mercado De La Construcción

Lima.- Ladrillos Lark nace en 1996 bajo la dirección de Jesús Torpoco Cerrón, quien al lado de sus hijos decidieron emprender el desafío de una nueva planta de ladrillos cerámicos en el distrito de Puente Piedra, en el departamento de Lima, convirtiéndola en una de las principales empresas del sector construcción del país. Ladrillos Lark inició con una producción de 800 toneladas por día, duplicando en volumen su producción en estos últimos años, siempre con sistemas de automatismo de última generación.

Actualmente cuenta con dos fábricas ubicadas estratégicamente, una de ellas en Lima, lo que le permite atender las provincias de Lima, Ica, la sierra central y el norte chico, mientras que la segunda, ubicada en Lambayeque, cubre desde la costa hasta la selva norte del país. En estas plantas, que trabajan de forma automatizada e íntegramente con hornos a gas natural para un mayor cuidado del medio ambiente, se elaboran productos para losas aligeradas (techos) para muros portantes y muros divisorios, así como ladrillos tipo caravista.

Durante sus 25 años de constante crecimiento, Ladrillos Lark ha realizado inversiones por más de 30 millones de dólares, repartidos en seis etapas, con la finalidad de ampliar y modernizar sus plantas, implementar mejores prácticas ambientales y expandir su alcance a todo el territorio posible. Asimismo, la empresa proyecta invertir otros 15 millones de dólares en los próximos 5 años en proyectos de mejoramiento y automatización de la producción.

En ambas plantas la producción actual asciende a 52,500 toneladas al mes, colocando en el mercado el 100% del producto terminado. La última inversión en curso, que corresponde a la ampliación de la planta de Lambayeque, permitirá incrementar su producción, con lo que incrementará la producción anual en ambas plantas (Lima y Chiclayo) de 630,000 a 697,000 toneladas.

La empresa cuenta con un canal de ventas directo a través de cuatro centros de distribución propios, así como un canal externo conformado por distribuidores mayoristas y medianos, lo que le permite cubrir un amplio territorio. Gracias a esto, y a las inversiones antes mencionadas, Ladrillos Lark proyecta alcanzar un 16% de participación en Lima y 17% para el mercado nororiental, lo que representa un crecimiento del 7% respecto al año 2020 y un 36% de participación en el mercado nacional que va entre Lima y Tumbes.

Un detalle importante es que toda la producción se fabrica con insumos locales no importados, además de ser un producto antisísmico 100% probado en suelo peruano, lo que contribuye a seguir generando trabajo a sus proveedores y seguridad para sus consumidores finales.

El mercado actual de ladrillos

Ladrillos Lark participa en mercados geográficos establecidos que comprenden las provincias de Lima, Ica, la sierra central y el norte chico; por lo que puede estimar que la producción diaria de ladrilleras en la ciudad de Lima y Cañete es de 8500 toneladas por día (255,000ton x mes). Asimismo, en la zona norte estima que la producción de la industria ladrillera establecida en ciudades como Trujillo, Chiclayo, Piura, Tarapoto y Jaén es de 3600 ton x día (108,000 toneladas por mes).

“Sin embargo, la demanda de ladrillos de arcilla para la construcción ha disminuido desde el mes de Julio 2021, mes en que llego al pico de demanda de materiales de construcción como consecuencia de la tendencia del sector ante un optimista panorama político y económico que no se dio. A partir de entonces se estima que la demanda bajo 12% por lo que sabemos que existe alto stock en toda la industria. Esta situación afecta a todos los fabricantes, por lo que se espera que las autoridades empiecen a dar las medidas necesarias para retornar a la estabilidad económica y social previa a las elecciones, lo que incentivará la reactivación del sector”, comenta Alberto Chara, gerente comercial de Ladrillos Lark.

Asimismo, el ejecutivo estima que la segmentación actual del consumo de ladrillos se distribuye en 70% para el sector de autoconstrucción, 20% del sector de Infraestructura Gubernamental y 10% del consumo en construcción residencial formal.

Este año la expectativa es reservada debido a la coyuntura política e incertidumbre generada por los medios de comunicación y desde el gobierno central, sin embargo, como peruanos residentes apostamos por que El Poder Ejecutivo mantenga el desarrollo de proyectos de Minería, Agricultura y Construcción para recuperar y superar niveles de empleo pre-pandemia, agrega el ejecutivo. *

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.