Nutricionistas alertan que la obesidad continúa siendo factor de riesgo de muerte y complicaciones en pacientes COVID-19

Lima.- Los nutricionistas alertan que la obesidad continúa siendo en la actualidad un factor de riesgo de muerte y que genera complicaciones en los pacientes COVID-19, alertó el Decano del Colegio de Nutricionistas del Perú, Lic. Antonio Castillo Carrera.

Al destacar que el primer fallecido por la variante Delta en el país era obeso, el Decano Nacional indicó que la obesidad en pacientes COVID-19 positivos altera el sistema inmunológico, disminuye la función pulmonar a través de una mayor resistencia en las vías respiratorias y dificultad para expandir los pulmones.

Según se informó, el paciente tenía un riesgo de comorbilidad debido a su obesidad y era uno de los cuatro casos de la variante Delta identificados el 1 de octubre pasado en Moquegua. Los otros tres infectados presentaron síntomas leves, y no eran obesos. Hasta el día de hoy según el Minsa: Hay más de 1180 casos Delta, el cual representa más del 80% de prevalencia sobre otras variantes en el país.

Detallo que hay dos factores que están relacionados al incremento del sobrepeso y obesidad: la alimentación inadecuada (alimentos altamente calóricos, alimentos procesados y bebidas azucaradas), y la poca actividad física.

Sobre las cifras a nivel del Perú, el Lic. Antonio Castillo indicó que la prevalencia de sobrepeso en personas de 15 a más años, según la Encuesta Perú: Enfermedades No Transmisibles y Transmisibles 2019, es de 37.8% y la prevalencia de obesidad en el mismo grupo es 22.3%.

¿Cuándo considerar obesidad?

El Decano del CNP, Lic. Antonio Castillo, informó que a partir de un Índice de Masa Corporal de 30 se considera a la persona con un problema de obesidad, que ya por sí tiene el cuerpo inflamado y es propenso a desarrollar hipertensión, diabetes, problemas de colesterol y triglicéridos, enfermedades cardiovasculares, y derrames cerebrales. Según el Ministerio de Salud el 85% de los casos de muerte por COVID – 19 está asociada a la obesidad. Por tal motivo, explicó que una alimentación con exceso de harinas y de alimentos ultra procesados ricos en azúcares, grasas y sodio como gaseosas, refrescos envasados, productos como la pizza, hamburguesas, frituras en general y sopas instantáneas, sumado al sedentarismo son las principales causantes del exceso de peso.

Para mejorar la alimentación el Decano del CNP recomendó preferir el consumo de harinas o granos integrales como la avena, la quinua, el arroz integral entre otros, consumir grasas saludables como el aceite de oliva, la palta y los frutos secos, disminuir el consumo de bebidas azucaradas y otros alimentos procesados.

Asimismo, incrementar el consumo de frutas y verduras, proteínas como las carnes blancas como el pescado, pavo, pollo, rojas (menor cantidad), o el huevo; las verduras en ensaladas o cocidas deben ocupar la mitad del plato, incrementar el consumo de agua pura y realizar 30 minutos diarios de actividad física en casa (caminar, bailar, limpiar, subir escaleras, entre otras actividades).

Finalmente, sugirió que las personas acudan a consultar a un profesional nutricionista colegiado para una evaluación nutricional que permitirá tener un plan de alimentación personalizado que lo ayude a bajar de peso de forma saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.