CONVEAGRO: “Reponer los mecanismos de protección y apoyo a la Agricultura Familiar no genera un incremento en los precios de alimentos de los consumidores”

Lima.- A inicios de octubre se puso en marcha las medidas para la II Reforma Agraria.

“Las principales organizaciones del Perú, representativas de la agricultura familiar, están comprometidas con el proceso. Esto va ser un notable ejemplo para todo el país y para las autoridades que determinan la política pública. Ahora, algunas opiniones carentes de fundamento técnico levantan un discurso sensacionalista que no corresponde a la realidad y una vez más busca sorprender a la población nacional indicando qué medidas importantes para la agricultura nacional, como reponer la protección de la franja de precios o impulsar una banca de fomento agrario, generaría inflación, colisionaría con la libre competencia de mercado y produciría riesgo”, indicó Clímaco Cárdenas, presidente de CONVEAGRO.

Sobre estas infundadas afirmaciones, CONVEAGRO manifiesta lo siguiente:

RESPECTO A LA NECESIDAD DE REPONER EL SISTEMA DE FRANJA DE PRECIOS

El Sistema de Franja de Precios fue creado con el objeto de corregir las distorsiones de precio que generan los países exportadores de alimentos. Las modificaciones realizadas a partir del año 2015, sin un análisis y justificación consistente del impacto que tendría la medida, desnaturalizaron su objetivo y debilitaron la protección a los pequeños productores. La propuesta actual busca reponer el sistema original, que no genera en estos momentos, ninguna consecuencia de alza en los precios internos, porque es un mecanismo que determina precios estables a largo plazo dentro de una franja.

En el año 2018, los Decretos Supremos del MEF N°: 091-2007, 105-2007, 158-2007, 038-2008 y 279-2010, sustentados con vergonzosas exposiciones de motivo, se decide unilateralmente a eliminar los aranceles en los productos agropecuarios Ad Valorem a 0%, originando una seria desaceleración del PBI Agropecuario del sector que abastece el mercado interno y renunciando al cobro de aranceles por aproximadamente 1,200 millones de dólares. Los precios al consumidor del pan, la leche o el fideo nunca bajaron, mientras en el otro extremo al campesino se le pagaba precios bajos, siendo los únicos beneficiados los monopolios importadores y grandes industriales.

RESPECTO A LA NECESIDAD DE PROMOVER Y POTENCIAR LA FUNCIÓN DE AGROBANCO

Actualmente, el AGROBANCO tiene poco más de 21 mil pequeños productores como clientes, todavía insuficiente y muy bajo en alcance ante más de 2,2 millones de familias productoras. Pese a ello, los números se incrementan mes a mes, incentivando la bancarización y beneficiándolos con créditos ventajosos. Los pequeños productores vienen respondiendo responsablemente en su mayoría y cumpliendo con sus pagos, lo cual se refleja en una muy baja tasa de morosidad (9%).

Es importante resaltar que poco más de 30 grandes deudores agroexportadores, que hasta el 2018 obtuvieron créditos irregulares, han dejado de pagar más de 400 millones de soles al Agrobanco y que dicho monto se encuentra judicializado, es decir, la difícil situación del Banco ha sido originada justamente por esas grandes empresas.

En efecto, las propuestas no buscan subsidiar a un pequeño grupo de agricultores familiares, sino garantizar desde el estado un derecho que tienen miles de familias de productores en el Perú, de igual manera y condición que tienen millones de productores en todos los países del mundo donde un estado responsable se preocupa por ellos y los valora como un actor esencial y estratégico vinculado a la soberanía nacional, por su contribución a la soberanía alimentaria de las naciones.

Por tanto, recuperar la franja de precios no es un privilegio ni un regalo, es un derecho de protección a los productores más vulnerables que debe ser garantizado por el estado peruano, así como lo faculta la OMC (Organización Mundial de Comercio), al igual que hacen el resto de estados responsables con sus pequeños productores.

Sobre CONVEAGRO
La Convención Nacional del Agro Peruano – CONVEAGRO, es el principal referente nacional de los productores agrarios. Su ámbito de acción se desarrolla a nivel nacional. Tiene una sede central en Lima conformada por 13 gremios nacionales agropecuarios, organizaciones de la sociedad civil y 6 Conveagro Regionales en el interior del país. Es parte del Acuerdo Nacional y en el entorno internacional está asociada al Foro Rural Mundial y a la Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra – ILC. Miembro del Consejo Directivo del Foro Rural Mundial, en representación de las organizaciones agrarias de América Latina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.