JNE cumplió con dar legitimidad de origen a representantes del Ejecutivo, Congreso y Parlamento Andino

El presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Jorge Luis Salas Arenas, afirmó hoy que su institución y el sistema electoral cumplieron con altura y eficiencia su deber constitucional de darle al país una representación nacional (Ejecutivo, Congreso y Parlamento Andino), cuyo origen es legítimo porque se funda en la votación ciudadana expresada en las recientes Elecciones Generales.

Destacó, en ese sentido, que se respetó escrupulosamente la decisión del sufragio de todos los peruanos sin discriminaciones y sin preferencias.

Salas Arenas resaltó que el JNE y el sistema electoral declararon el resultado que los electores determinaron. “No movimos ni moveremos un ápice esos resultados. Cualquiera que sea la determinación de la voluntad popular el JNE la respeta y la respetará”, agregó.

Dijo que, sin embargo, es bueno distinguir entre la legitimidad de origen, que la tienen los miembros del Ejecutivo, Parlamento Nacional y Parlamento Andino, y la legitimidad de desempeño que depende de cuáles son las formas y los métodos que los representantes emplean para cumplir sus compromisos y deberes.

“El Jurado Nacional de Elecciones no da legitimidad de desempeño a nadie; el Jurado Nacional de Elecciones y el sistema electoral dan legitimidad de origen y lo hacen con altura. Eso es lo que hemos hecho y lo seguiremos haciendo porque es nuestro deber constitucional”, enfatizó.

Condecoración con la Medalla al Mérito Cívico

El titular del JNE hizo estas apreciaciones durante la ceremonia en la que se condecoró con la Medalla al Mérito Cívico en el grado de Defensor de la Democracia a personajes de la política, el derecho y el periodismo como Javier Alva Orlandini, Ricardo Nugent López-Chávez (ambos de manera póstuma) y Raúl Vargas Vega, respectivamente.

Destacó que, de esa manera, se rinde homenaje a quienes con sus actos y su legado contribuyeron a la conformación de un sistema político con valores y principios compatibles con la democracia, aspirando a una sana y pacífica convivencia.

Salas Arenas manifestó que es un honor conferir la referida medalla a personas que dedicaron y dedican su vida al fortalecimiento de los valores democráticos, buscando siempre una sociedad más justa para todos.

“Las personas homenajeadas son un modelo para el Perú, las recordaremos siempre y seguramente intentaremos seguir sus pasos. Una vida en democracia es una garantía para la convivencia sana”, anotó.

En la ceremonia, realizada en la sede del JNE en el distrito de Jesús María, participaron los miembros del Pleno de la institución, así como los familiares de Alva Orlandini y Nugent López Chávez, quienes recordaron el legado que los fallecidos dejaron al país. En tanto, Vargas Vega (por muchos años periodista de RPP), no asistió por motivos de salud.

La Medalla al Mérito Cívico en el grado de Defensor de la Democracia fue instituida por el Pleno del JNE para destacar los actos de personas u organismos que contribuyen al fomento de los valores democráticos y a la gobernabilidad de la Nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.