Riesgo vial: alrededor de 800 mil conductores continúan manejando sin pasar por exámenes médicos

Lima.- El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) dispuso la ampliación de la vigencia de los brevetes clases A y B que vencieron entre el 1 de enero del 2020 y el 1 de septiembre del presente año a raíz de la pandemia por la COVID- 19 sin que tengan que pasar por un examen médico de rigor que determine su idoneidad para continuar conduciendo.

“Esta decisión lejos de favorecer a los choferes, pone en riesgo a millones de usuarios del sistema vial pues quedan expuestos a miles de conductores que circulan por las vías sin haber revalidado las habilidades psicomotrices ni el estado de salud necesarios para conducir un vehículo de forma óptima”, afirma Martín Ojeda, especialista en temas de transporte y tránsito.

Las licencias de conducir son otorgadas y revalidadas previa evaluación médica con la finalidad de verificar que el conductor se encuentre apto al momento de tomar el volante. La evaluación médica permite detectar problemas visuales, alteraciones psicológicas y complicaciones de salud general, como la hipertensión que pueden suponer un riesgo de accidente.

Según información brindada por la Dirección General de Transporte Terrestre, los adultos mayores (de 60 a más años), tienen un alto porcentaje en la lista de accidentes de tránsito debido a la disminución de la agudeza visual. “Las evaluaciones médicas no son un trámite más que se puede postergar, es una herramienta que ayuda a salvar vidas, tanto de los propios choferes como de los usuarios del sistema vial”, sostiene Ojeda.

En nuestro país se calcula que mueren alrededor de 250 personas al mes producto de accidentes de tránsito. El alto índice de mortalidad es un problema global por lo que incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS), considera a los accidentes de tránsito como un problema de salud pública catalogándolo como una verdadera epidemia, tan mortal como el coronavirus.

De acuerdo a cifras del MTC, más de 780 mil licencias se encuentran vencidas, pero siguen circulando por nuestras pistas. Postergar los exámenes, solo ocasionará un nuevo problema cuando se intente revalidar.

“Es necesario que el gobierno central replantee las prórrogas otorgadas a los conductores, ya que los choferes no están pasando por una evaluación médica periódica, permitiendo de esta manera, que personas que no cuenten con capacidades físicas suficientes se encuentren frente al volante, incrementando el riesgo de accidentes en la vía pública”, finaliza Martin Ojeda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.