EsSalud celebra el Día de la Enfermera con increíbles historias de vida en medio de la pandemia

Lima.- Entrega, dedicación y profesionalismo en primera línea de batalla, heroínas de turquesa, guerreras de la pandemia. Hoy, el Seguro Social de Salud celebra con ellas su día y que mejor forma de hacerlo, destacando algunas de sus historias, son enfermeras de corazón.

Angélica Agapito, tiene más de 20 años trabajando en la Unidad de Cuidados intensivos del Hospital Edgardo Rebagliati, se siente bendecida por ejercer la profesión que eligió.

“Las experiencias han sido muchas, pero creo que la más grande, la que todas las colegas nos vamos a llevar a la historia, fue el inicio de la pandemia. Yo decía, yo voy a ser enfermera y voy a querer irme a la guerra, pero nunca me imaginé que esto fue peor que la guerra. Toda esa ansiedad no logró matar en nosotras ese interés de seguir trabajando, nos unimos y le dijimos a la jefa “aquí estamos” y si tenemos que darnos al 100%, lo haremos”, recordó con gran emoción esta entregada enfermera de la UCI.

En representación de los varones, con la misma vocación a prueba de todo y con cinco años de experiencia el Licenciado José Galindo Roca vivió una experiencia inolvidable, atendió al padre Luis Nuñez del Prado, el paciente cero de nuestra institución que logró salvar su vida por los cuidados y atenciones de los profesionales de salud.

“Me siento muy orgulloso de ser enfermero. Tuve la oportunidad de haber atendido al primer paciente Covid-19 y la mayor satisfacción que me ha dado es verlo recuperado. Al igual que mis compañeros seguimos en pie de lucha, aún esta guerra no ha terminado y seguimos esforzándonos cada día más a pesar de los obstáculos que tenemos”, recordó.

La licenciada Vanesa Naupari Carreño jefe del Servicio de Neonatología del hospital Edgardo Rebagliati imagina que tiene en brazos a su propio hijo con cada nacimiento
“las enfermeras del Servicio de neonatología del hospital, quienes cada día comprometen no solo su profesionalismo o su propia salud, sino también su amor y extremo cuidado con cada bebé que llega a sus brazos y es que su misión no termina cuando el bebé es dado de alta en el hospital”.

Calidez en la atención, es el rasgo característico de la licenciada Vannesa Romero enfermera del Hospital Guillermo Almenara, quien considera que cada paciente es como un familiar:

“El Covid fue desafiante para el personal de enfermería. Esto nos motivó a adaptarnos, creo que todos los profesionales de EsSalud tuvieron que adaptarse para aprender a enfrentar lo que nos estaba pasando. Si antes trabajábamos al 100 por ciento, tuvimos que aprender a trabajar a 1000 por ciento porque era ponerse al hombro lo que estaba pasando en el país, en el mundo y poder afrontar lo que no conocíamos”, indicó.

La Lic. Liliana Escalante, del hospital Alberto Sabogal decidió ser enfermera por su madre, quien le inculcó desde muy pequeña ayudar a todo aquel que lo necesite.

“Las enfermeras han afrontado esta pandemia, que ha marcado un antes y después en esta valiosa profesión. Hoy sabemos asistir en situaciones de mucha más complejidad casos que en realidad nunca pensamos ver, personas que tuvimos que ayudar y apoyar física y emocionalmente”, agregó. Hermosas historias de profesionales que hoy celebran su día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *