Audi contribuye al futuro de la producción sostenible

Como la mayor empresa industrial de la región, el centro de  Audi en Neckarsulm se compromete a cumplir con su responsabilidad con la comunidad  y la naturaleza. El complejo está implementando numerosas medidas como parte del  programa ambiental “Mission:Zero” puesto en marcha en 2018, desempeñando así un  importante papel para que la producción de automóviles sea lo más respetuosa posible  con el medio ambiente y los recursos, evitando las emisiones de carbono y los residuos.  En la planta de Böllinger Höfe, dedicada a la producción de automóviles deportivos, el  Audi e-tron GT ya se fabrica con un balance neutro en carbono, gracias al uso exclusivo  de energía verde y calor de fuentes renovables. El objetivo es alcanzar la neutralidad de  carbono en todos los centros de producción de Audi para 2025. 

El cambio climático, el consumo de agua, la escasez de recursos y la pérdida de  biodiversidad afectan a todo el mundo y son algunos de los principales retos hoy en día.  Comprometida con los términos del Acuerdo de París, Audi trabaja activamente para crear  un entorno habitable y un futuro sostenible. La marca de los cuatro aros ha combinado  todas las medidas para reducir su huella de carbono en la producción y la logística en su  programa medioambiental Mission:Zero. 

A través de proyectos innovadores y sostenibles, la factoría de Neckarsulm es un excelente  ejemplo en los cuatro campos de actividad de Mission:Zero: descarbonización, uso del  agua, eficiencia de los recursos y biodiversidad. 

Descarbonización: el camino hacia la producción con un balance neutro en carbono.  Audi pretende alcanzar el balance neutro en la fabricación de sus vehículos en sus  instalaciones para 2025. Por otro lado, innumerables medidas a lo largo de la cadena de  valor están contribuyendo a la visión de AUDI AG de lograr la neutralidad de carbono en  toda la empresa para 2050. Böllinger Höfe es la primera factoría de la marca de los cuatro  aros en Alemania que fabrica un modelo de Audi totalmente eléctrico, y lo hace de manera  respetuosa con el medio ambiente. El Audi e-tron GT es un excelente ejemplo de cómo  combinar altas prestaciones y conciencia medioambiental. Audi utiliza biogás para la  planta que suministra calor y parte de la electricidad para la producción en Böllinger Höfe,  compensando las emisiones que actualmente son inevitables recurriendo a fuentes de  energía renovable o el autoabastecimiento mediante créditos de carbono a través de  proyectos de compensación certificados. 

Todo el emplazamiento de Neckarsulm, incluyendo Audi Sport, utiliza electricidad  ecológica desde principios de 2020. Los edificios de la fábrica se optimizan continuamente  en cuanto a su eficiencia energética para reducir el consumo de energía. En las cinco sedes  de Audi casi 100 personas trabajan a tiempo completo para identificar y explotar nuevos  potenciales de ahorro energético en la producción. El resultado fue que en 2020, Audi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *