Gobierno establece tres nuevas áreas de conservación regional en Huánuco, Ucayali y Cusco

A solo unos días de celebrar los 200 años de Independencia de nuestro país, el Gobierno peruano estableció tres nuevas áreas de conservación regional en los departamentos de Huánuco, Ucayali y Cusco. Se trata de las ACR Codo de Pozuzo, Comunal Alto Tamaya-Abujao y Q’eros-Kosñipata.

El establecimiento de cada una de estas áreas forma parte de iniciativas impulsadas por los respectivos Gobiernos Regionales en articulación con el Ministerio del Ambiente y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), que acompañaron y brindaron asesoramiento y asistencia técnica para la elaboración de los respectivos expedientes de creación.

Cada una de estas nuevas áreas de conservación regional fueron aprobadas por el Consejo de Ministros y oficializadas mediante Decreto Supremo publicado hoy en el diario oficial El Peruano.

ACR Codo de Pozuzo (Huánuco)

Ubicada en el distrito de Codo del Pozuzo, esta nueva ACR conserva 10,453.45 hectáreas de ecosistemas de yungas y bosques húmedos montanos altamente biodiversos que brindan servicios ecosistémicos para el desarrollo y bienestar de sus poblaciones aledañas mediante el uso sostenible de los recursos naturales, y que contribuyen a mitigar el cambio climático.

Se ubica entre las áreas prioritarias para la conservación de la Ecorregión de las Yungas Peruanas y es una de las denominadas “zonas prioritarias para la conservación” del Plan Director del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SINANPE).

Al preservar las cabeceras de cuenca de los ríos Sungaroyacu y Chorropampa, el área juega un papel fundamental para el abastecimiento de agua a más de 6000 personas de Codo del Pozuzo, y los caseríos Río Blanco, Palma Pampa, Delicia, Andahuaylas, 20 de enero, Río Codo, Alto Cenepa, Huanca y Alto Mashoca.

Con su establecimiento se refuerza además la conectividad del paisaje y un corredor biológico de conservación dada su cercanía a la Reserva Indígena Kakataibo Sur en beneficio de Pueblos Indígenas en Aislamiento y Contacto Inicial (PIACI). 

De igual manera, esta ACR conserva 5 zonas de vida, incrementando así a 22 de este tipo de espacios conservación en la región Huánuco, en los cuales se alberga especies amenazadas en Perú como el mono aullador, el quirquincho peludo y el oso de anteojos, así como grandes felinos como el otorongo, jaguar y puma.

Esta iniciativa también fue impulsada por Andes Amazon Fund, el Instituto del Bien Común y el Proyecto Amazonía Resiliente.

ACR Comunal Alto Tamaya-Abujao (Ucayali)

Ubicado en los distritos de Callería y Masisea de la provincia Coronel Portillo, esta ACR conserva 150010.82 hectáreas de los Bosques de Serranías Aisladas del oeste de la Amazonía y los Bosques de Bambú del Sureste de la Amazonía del Alto Tamaya-Abujao; contribuyendo a mantener la provisión de recursos naturales y servicios ecosistémicos en beneficio de las poblaciones locales, así como a las acciones e iniciativas para la mitigación del cambio climático.

Su establecimiento contribuye a la conservación de las cabeceras de cuenca de los ríos Tamaya y Abujao que son afluentes del río Ucayali, en beneficio de 495 hogares. Además, fortalece la protección de pueblos indígenas en situación de aislamiento y contacto inicial al registrarse la presencia de un asentamiento del Pueblo Isconahua.

Asimismo, esta ACR conforma un corredor biológico de conservación con la Reserva Nacional Matsés, el Parque Nacional Sierra del Divisor y el Área de Conservación Regional Imiria de Perú y el área de conservación brasileña (Parque de Serra do Divisor), fortaleciendo así la protección de especies emblemáticas como el oso hormiguero, sachavaca, maquisapa, huapo colorado, mono aullador, puma y guacamayo.

ACR Q’eros-Kosñipata (Cusco)

Con una extensión de 55319.97 hectáreas, esta nueva área de conservación regional se ubica en los distritos de Kosñipata y Paucartambo de la provincia de Paucartambo. Su objetivo es proteger los ecosistemas de punas de los Andes Centrales y yungas peruanas, contribuyendo a la protección de los bosques relictos de queñual y podocarpo.

Al preservar las cabeceras de cuenca de los ríos Rocomayo, Huaysampilla, tributarios del río Pillcopata y el río Queros, el ACR Q’eros-Kosñipata provee en importante servicio ecosistémico como es el agua en beneficio de 90,325 hogares del departamento de Cusco.

Asimismo, conforma un corredor biológico de conservación con el Parque Nacional del Manu, el Parque Nacional Bahuaja Sonene, la Reserva Comunal Amarakaeri y las ACP Bosque Nublado, Wayqecha, y Japu – Bosque Ukumari Llaqta; contribuyendo a la protección de especies como el oso de anteojos, puma andino y lobo de río.

Para su establecimiento se realizó un proceso de socialización en el que se promocionó la participación de las comunidades campesinas Qeros, Quico y Marcachea; así como de las autoridades locales de Paucartambo y Kosñipata, a fin de dar a conocer los beneficios de su reconocimiento como área de conservación regional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *