Nuevos psiquiatras se suman al servicio de la salud mental en el contexto de la pandemia

Un total de 12 médicos culminaron su especialidad en psiquiatría luego de tres años de formación en el Instituto Nacional de Salud Mental (INSM) del Ministerio de Salud (Minsa), sumándose al equipo de nuevos profesionales a disposición para la atención en los servicios de salud mental en el país, que viene siendo afectada por la pandemia de la COVID-19.

El Dr. Humberto Castillo Martell, director general del INSM, señaló que la crisis sanitaria por el virus ha generado cambios en la vida, incertidumbre y sufrimiento, incrementando las necesidades de atención y cuidado de salud mental de la población, una ‘ola’ que crece silenciosamente.

Según el estudio realizado por el INSM en Lima Metropolitana, los trastornos mentales se incrementaron de dos a tres veces más durante la pandemia, siendo los más detectados la depresión, que se ha duplicado de 2.8% a 7.5% (unas 494 mil personas); y la ansiedad, que tenía una tasa de 1.9 en el 2012, se ha triplicado y alcanza al 6.7% (unas 432 mil personas).

“Son pocos psiquiatras en el país. Por tanto, el egreso de nuevos especialistas formados en el INSM, que se suman al ejército de profesionales al servicio de la población, es motivo de orgullo”, subrayó.

Formación con enfoque comunitario
En el pasado la salud mental fue etiquetada como locura y los centros psiquiátricos catalogados como manicomios. Actualmente, la reforma establece el modelo comunitario para garantizar la atención respetando los derechos de las personas.

En ese contexto, los psiquiatras han sido entrenados desarrollando competencias y capacidades para atender a personas, adaptándose a los nuevos cambios.

“El instituto tiene el espíritu comunitario, sus raíces son comunitarias, es la cuna de la reforma de la salud mental y de brillantes maestros. Felicitaciones, sigan trabajando colaborativamente integrando todas sus competencias, la psiquiatría es la especialidad que más evoluciona”, dijo el director general en su mensaje a los nuevos colegas de la promoción 2021 ‘Rafael Martin Marmanillo Neyra’, en la emotiva ceremonia de clausura del residentado médico del INSM.

El psiquiatra Horacio Vargas Murga, en representación del decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Peruana Cayetano Heredia alentó a seguir cultivando la excelencia, la humanización y el buen comportamiento en la profesión. Los coordinadores de universidades y demás autoridades también felicitaron a los nuevos colegas, resaltando sus capacidades y competencias.

Posta a nuevos residentes de diversas regiones del país

El Instituto Nacional de Salud Mental de Salud también recibió a 22 jóvenes médicos de diversas universidades, y procedentes de regiones del país como Puno, La Libertad, Piura y Arequipa, entre otros; quienes luego de un riguroso concurso iniciaron su formación en la especialidad de psiquiatría.

“El residentado médico es una oportunidad de aprendizaje muy valioso y una experiencia de vida que nos involucra a todos. La palabra de un psiquiatra tiene mucho peso y una gran responsabilidad”, precisó el director en la reunión de bienvenida.

A fin de reducir los riesgos epidemiológicos por la emergencia sanitaria y dar mayores oportunidades de aprendizaje y desempeño, el INSM ha organizado a los residentes en grupos de rotaciones, alternando la experiencia presencial, virtual, comunitaria y rotaciones externas en otros establecimientos de salud. “En mi región no hay muchos psiquiatras, espero ser una herramienta para aportar y ayudar a la población”, declaró Rocío, médico residente procedente de la región Puno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.