Audi regresa a la “Gran Manzana” con la FórmulaE

Lima.- Audi Sport ABT Schaeffler es el equipo a batir en Nueva York en términos de podios (tres) y vueltas rápidas (tres), además de haber conseguido una victoria con doblete incluido. Además, la escuderíaalemana guarda muy buenos recuerdos de la ciudad, ya que aquí se alzó con el título de equipos tras realizar una magnífica remontada en las dos últimas carreras de 2018. Pero estos resultados previos son simplemente estadísticas, porque la Fórmula E, en su séptima temporada, es más impredecible que nunca. Los seis primeros pilotos de la clasificación están separados por solo 13 puntos, mientras que en la clasificación de equipos los cinco primeros se encuentran distanciados por solo 14 puntos. René Rast es actualmente cuarto en el campeonato de pilotos.

“Un solo vistazo a la clasificación basta para ver lo igualado que está el campeonato. Después de nueve carreras todo el mundo se mantiene en la lucha”, declara el Director del equipo, Allan McNish. Para él, lo más importante es que la escudería se establezca en el grupo de cabeza para así colocarse en la mejor posición posible para afrontar la fase final del campeonato. “Cada punto cuenta esta temporada y es con esta mentalidad con la que llegamos a Nueva York”.

Lucas di Grassi y René Rast también quieren continuar con las buenas sensaciones de México, donde lograron un sensacional doblete en el circuito de Puebla, tras tomar la salida desde la octava y novena posición. “Siempre nos ha ido bien en Nueva York”, comenta di Grassi, que ganó en Brooklyn en 2018 y, además, celebró la consecución del campeonato de equipos un día después. “Los éxitos de México fueron buenos para todos nosotros y nos han dado confianza. Ahora queremos conseguir una nueva victoria para Audi en Nueva York”.

Para su compañero, René Rast, el circuito de Brooklyn es un lugar por descubrir, algo que también ha sucedido en muchos de los trazados durante su primera temporada completa en la Fórmula E. “Nunca he estado en Nueva York antes, así que tengo mucha curiosidad por descubrir la ciudad y su atractivo”, dice Rast. “Solo conozco el circuito por el simulador, e incluso ahí es muy emocionante. Nuestro objetivo ahora es repetir los buenos resultados de México”.

Por cuarta vez en la historia de la Fórmula E, el circuito que acogerá las dos siguientes carreras de la temporada se sitúa en el barrio de Red Hook, en el distrito de Brooklyn, con el skyline de Manhattan de fondo y recorriendo la bahía de Nueva York que separa Manhattan y Brooklyn. Es un trazado de 2,320 kilómetros de longitud que cuenta con varias curvas en forma de horquilla, y además, con la dificultad añadida de que la carrera se celebra en pleno verano. “Esperamos temperaturas muy altas, con mucha humedad. Es una pista que no permite el más mínimo error”, asegura McNish.

Al igual que sucederá en las dos últimas citas de la temporada en Londres y Berlín, se celebrarán dos carreras durante el fin de semana. El sábado la cita tendrá lugar a las 16:30h local (22:30 CEST) y el domingo a las 13:30h local (19:30h CEST).

Además del equipo de fábrica Audi Sport ABT Schaeffler, la escudería cliente Envision Virgin Racing también luchará por puntos con el monoplaza e-tron FE07 desarrollado por Audi. Esta temporada, Nick Cassidy y Robin Frijns compiten para el equipo británico que, al igual que Audi Sport ABT Schaeffler, es miembro de la familia de la Fórmula E desde la primera carrera en 2014. Envision Virgin Racing ya ha ganado tres carreras en Nueva York y Frijns, que acumula dos podios este año, se encuentra en el segundo puesto de la clasificación de pilotos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *