“Maestro que deja Huella”

Sin duda una de las profesiones que más cambios y dificultades ha sufrido desde el inicio de la crisis sanitaria y la implementación de la virtualidad ha sido la de los maestros. Y es que llevar una clase con distintos niños, niñas o adolescentes que necesitan una atención diferenciada en un medio no presencial, o no contar con la conexión o infraestructura apropiada, es un gran desafío.

Por ello, son importantes iniciativas como las de “Maestro que Deja Huella”, concurso promovido desde hace 14 años por Interbank, que premia a los docentes innovadores y creativos que desarrollen nuevas herramientas de trabajo para mejorar la enseñanza a sus alumnos.

En esta última edición de “Maestro que Deja huella”, más de 1,600 maestros de todo el país presentaron sus iniciativas. A continuación, conoce a los nueve maestros finalistas del concurso:

  • José Quesada (I.E. Virgen del Carmen, Lima): Su “Taller de arte y creatividad: Gestión Transformacional para la Revaloración del Arte en la Educación” es una respuesta ante la demanda educativa de espacios y plataformas para producir innovaciones, aprendizaje a profundad de arte vivencial y revalorar el arte en la educación peruana.
  • Edwin Cárdenas (I.E. Abraham Valdelomar, Lima): El docente, mediante la utilización de las tecnologías de la información, aplica entornos virtuales en diversos formatos convirtiéndolo en un instrumento fundamental, moderno e innovador para lograr aprendizajes significativos. Los estudiantes crean objetos virtuales en diversos formatos con creatividad e iniciativa de animaciones, videos, material interactivo y genera actividades colaborativas a través de las redes virtuales.
  • Máximo Valentín (I.E. Luis Fabio Xammar Jurado, Lima Provincias): Su iniciativa desarrolla actividades interculturales, integrales, interdisciplinarias a través de los diferentes niveles educativos y áreas curriculares desde distintos enfoques como: ambiental, búsqueda de la excelencia, intercultural, orientación al bien común, de derecho e inclusivo.
  • Richard Argote (I.E.S. Emblemática Telésforo Catacora, Puno): Su iniciativa CONECTATE.TECA les brindaba a sus alumnos la oportunidad de desarrollar su creatividad y pensamiento computacional.
  • Mario Arias (I.E. Carlos Noriega Jiménez, Ica): El docente compromete a la comunidad a valorar el ambiente, partiendo de la Escuela. Con sus alumnos, recuperó un bosque de 32 huarangos, en el que ahora se escucha el canto de las aves. También organizó biohuertos para proveer de alimentos a los estudiantes.
  • Germán Sempertigue (I.E. Ignacia Velásquez, San Martín): La docente busca promover escritores juveniles desde las aulas, mejorando los niveles de comprensión de lectura, a través de estrategias lúdicas. El producto final es un libro hecho por estudiantes para estudiantes, de uso académico en la hora de lectura que es leído por todos en la Institución Educativa. La iniciativa puede ser replicada en otras instituciones, adecuándola y contextualizándola a la realidad de los estudiantes.
  • Clemente Inga (APSM N° 0453, San Martín): La iniciativa consiste en implementar e innovar, educativa y pedagógicamente, un sistema modular de formación de variante técnica para la enseñanza de ocupaciones laborales básicas, capacidades y competencias que les servirán a los estudiantes como proyecto de vida como sostenibilidad en la piscicultura, agronomía, apicultura, agroforestales, industrialización manufacturada, emprendimientos y econegocios escolares.
  • Jhony Tocas (I.E. Ricardo Palma, Cajamarca): El docente generó una alianza con sus alumnos y sus padres, con el fin de crear espacios de reforzamiento de habilidades blandas, actitudes positivas y redes de apoyo para mantenerse en la educación, prepararse para la universidad o la formación técnica buscando fondos para financiar estudios.
  • Teófilo Gutiérrez (I.E. 56001 Mateo Pumacahua, Cusco): Integrando distintos actores de la comunidad, como colegios, organizaciones vecinales y campesinas, el maestro fomenta la educación ambiental con una metodología vivencial y participativa. Su iniciativa consiste también en la donación/adopción de pinos por parte de comunidades campesinas, de esta manera los distintos actores, principalmente los alumnos, se convierten en agentes ecológicos, aprendiendo ciencias de la naturaleza, mejorando sus habilidades de comunicación y promoviendo la integración y pertenencia.

Los premios del concurso “Maestro que Deja Huella” son de 35 mil dólares, un auto cero kilómetros y una maestría en el extranjero para el profesor ganador. Asimismo, el colegio del maestro ganador recibirá 5 mil dólares para el mejoramiento de su infraestructura y libros para su biblioteca.

La ceremonia de premiación se realizará el 15 de julio de modo virtual y contará con la presencia de reconocidos académicos y referentes del sector educación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.