Cáncer de próstata: ¿qué escenarios se pueden presentar luego de la recuperación?

El cáncer de próstata es la enfermedad oncológica que ocasiona más muertes entre los hombres en el Perú y a nivel mundial y, según las estadísticas, uno de cada seis será diagnosticado con cáncer de próstata a lo largo de su vida.

Las personas que los sufren deben tener en cuenta que pueden presentar efectos secundarios tras haberse recuperado, incluso después de pasado un tiempo de haber concluido con el tratamiento. “Depende en gran medida del paciente, el estadío en el que se le diagnosticó la enfermedad y los tratamientos efectuados, pero existe evidencia de que, incluso después de recuperado, el cáncer de próstata deja secuelas que afectan la salud sexual y reproductiva del hombre”, indica la Dra. Ana Calle, oncóloga del Centro Oncológico Aliada.

¿Qué consecuencias se manifiestan a raíz del cáncer de próstata?

Impotencia e incontinencia. A quienes se les debe practicar una prostatectomía radical, pueden presentar impotencia (pérdida de la función sexual) e incontinencia urinaria. “La recuperación de la función eréctil depende de múltiples factores, como el tipo de operación, edad del paciente o la función eréctil antes de la cirugía y, generalmente el tiempo de recuperación se encuentra alrededor de los 18 a 24 meses, aunque puede tomar más tiempo”, explica la especialista. Respecto a la incontinencia, los ejercicios del suelo pélvico y algunos medicamentos para reducir la presión en la vejiga permiten tratarla con eficacia.

Retorno del cáncer de próstata. Si el cáncer de próstata regresa en algún momento, las opciones del paciente en cuanto a tratamiento dependerán de la localización del cáncer, de los tipos de tratamientos que haya recibido anteriormente y de su estado de salud. A la reaparición del cáncer se le llama recurrencia.

Entonces, ¿qué se puede hacer para tratar y prevenir el cáncer de próstata?

Para las personas que hayan padecido de cáncer de próstata es importante priorizar los chequeos continuos indicados por el especialista. “Usualmente se realizan pruebas PSA cada 6 meses, examen de tacto rectal o resonancia de pelvis”, indica la experta. Es importante que el paciente le comunique a su médico toda molestia o incomodidad, para descartar el regreso de la enfermedad o de la presencia de una nueva.

Para evitar, en la medida de lo posible, presentar cáncer de próstata, lo más recomendable es acudir a chequeos preventivos, al menos una vez al año. “La prevención es clave y efectiva. Los hombres a partir de los 50 años deben incluir en su chequeo preventivo el examen de tacto rectal, la prueba PSA y una consulta urológica”, indica la Dra. Calle.

A través de un Seguro Oncológico como el de Pacífico se puede acceder no solo a controles oncológicos preventivos, sino también a la entrega de medicinas modernas y cirugías. Adicionalmente, tener un seguro de salud o plan EPS siempre es una buena alternativa, ya que cubren chequeos preventivos generales que contribuyen con identificar factores de riesgo. “Una detección temprana permite que los tratamientos sean más efectivos. Además, mediante estos exámenes se puede detectar otras enfermedades que amenacen la salud”, finaliza la especialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *