De otra parte, Jesús Veliz Valerio manifestó que las empresas conserveras, en esta época de inamovilidad por el COVID-19, han hecho el máximo esfuerzo por abastecer el mercado peruano con conservas que tienen un control sanitario por parte del SANIPES.

De esta manera, dijo que los supermercados y bodegas mantuvieron el stock de conservas de pescado y los peruanos pudieron alimentarse con este producto que ayuda a incrementar el sistema inmunológico.

“El Perú consume 4 millones de conservas de pescado al año valorizado en 120 millones de dólares. El 30 por ciento de las conservas es producto peruano y genera 100 mil puestos de trabajo. Si se logra producir el 70 por ciento restante, se incrementaría en más de 200 mil puestos de trabajo y más de 80 millones de dólares en ventas al año. Si queremos alcanzar estas cifras, Qaliwarma debería comprar solo productos elaborados en el Perú”, sostuvo Veliz Valerio.

Finalmente, invocó al Gobierno a que se incluya en el Presupuesto Anual de la República el 10 por ciento de las compras de diversos tipos de conservas de pescado elaboradas en el Perú a empresas conserveras nacionales, entre ellas la anchoveta, para los distintos eventos como son los desayunos colegiales y ranchos de las fuerzas armadas, entre otros.

“La Anchoveta es rica en proteína y su consumo en diversos platos, logran combatir la desnutrición crónica y anemia infantil”, finalizó.

De otra parte, Jesús Veliz Valerio manifestó que las empresas conserveras, en esta época de inamovilidad por el COVID-19, han hecho el máximo esfuerzo por abastecer el mercado peruano con conservas que tienen un control sanitario por parte del SANIPES.

De esta manera, dijo que los supermercados y bodegas mantuvieron el stock de conservas de pescado y los peruanos pudieron alimentarse con este producto que ayuda a incrementar el sistema inmunológico.

“El Perú consume 4 millones de conservas de pescado al año valorizado en 120 millones de dólares. El 30 por ciento de las conservas es producto peruano y genera 100 mil puestos de trabajo. Si se logra producir el 70 por ciento restante, se incrementaría en más de 200 mil puestos de trabajo y más de 80 millones de dólares en ventas al año. Si queremos alcanzar estas cifras, Qaliwarma debería comprar solo productos elaborados en el Perú”, sostuvo Veliz Valerio.

Finalmente, invocó al Gobierno a que se incluya en el Presupuesto Anual de la República el 10 por ciento de las compras de diversos tipos de conservas de pescado elaboradas en el Perú a empresas conserveras nacionales, entre ellas la anchoveta, para los distintos eventos como son los desayunos colegiales y ranchos de las fuerzas armadas, entre otros.

“La Anchoveta es rica en proteína y su consumo en diversos platos, logran combatir la desnutrición crónica y anemia infantil”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *