Pacientes con hipertensión arterial podrían padecer graves complicaciones de contagiarse con la COVID-19

Lima.- La hipertensión al ser una enfermedad silenciosa, puede llevar a las personas que lo sufren a un infarto al corazón, insuficiencia cardiaca, un accidente cerebrovascular o insuficiencia renal si contraen la COVID-19.

“Estos pacientes son más propensos a contraer la COVID-19 y sufrir neumonías severas que requieren hospitalización, cuidados intensivos y necesidad de un respirador artificial por ser vulnerables a la infección” así lo indicó Miguel Reyes Rocha cardiólogo de EsSalud.

También señaló que estos pacientes deben  extremar  las medidas de higiene básicas para evitar la transmisión del virus como: lavarse las manos con frecuencia, evitar tocarse nariz y ojos, así como el uso de la mascarilla y el distanciamiento social.

Advirtió que si una persona presenta de manera constante dolor de cabeza, mareos, palpitaciones o falta de aire, es probable que esté iniciando un problema de hipertensión, por lo que es necesario que esta enfermedad sea controlada de inmediato para evitar enfermedades cardiacas y daño renal.

El especialista precisó que la hipertensión es una enfermedad crónica con componentes familiares y estímulos externos, por lo que recomendó tener una vida y alimentación saludable. “El sobrepeso, sedentarismo, estrés, alimentación inadecuada, el consumo de tabaco y la ingesta de alcohol son factores de riesgo que inciden para que la persona padezca de este mal”, agregó.

Sostuvo que esta enfermedad se puede prevenir “si se disminuye la ingesta de sal, se sigue una dieta rica en frutas y vegetales, ejercicios aeróbicos en forma regular, reducción de peso si hay obesidad, así como evitar la ingesta excesiva de alcohol y dejar de fumar.

Por ello, el hospital Rebagliati continúa trabajando en la prevención y fomento de la educación en familia sobre una alimentación saludable y sobre la actividad física, pues su práctica es un elemento importante en el manejo y control de los pacientes hipertensos.

Recomendó continuar con la medicación impuesta por el especialista para evitar descompensaciones y mantener una rutina de ejercicio físico en casa, dado que el sedentarismo es uno de los factores agravantes de esta patología, así como aumentar la ingesta de frutas, verduras y legumbres, además de reducir las comidas con grasas y productos precocinados para evitar ganar peso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *