Guía para el reciclaje: 4 prácticas que ayudarán en el día a día

El reciclaje es una de las muchas formas en que las personas y las compañías pueden contribuir con el cuidado del medio ambiente. Sin embargo, para que esto sea posible y se logren buenos resultados, es necesario implementar una correcta recolección, es decir separar los materiales selectivamente, como papel, cartón, plástico, etc.

En el caso de las organizaciones o marcas, muchas están incluyendo dentro de su plan de responsabilidad social empresarial, acciones alineadas al cuidado del medio ambiente como el adecuado desecho de residuos. La industria del reciclaje, además de disminuir el consumo de energía y reducir la emisión de CO2, puede generar muchos empleos, dado que se necesita una gran fuerza laboral para recolectar y clasificar los materiales aptos para este proceso.

Un buen proceso de reciclaje es capaz de generar ingresos, por lo que esta actividad, no solo cuida el medio ambiente; sino que también mejora las condiciones socio-económicas de la sociedad. En ese sentido, reafirmando su compromiso con reducir el desperdicio plástico que se genera a diario y aportar con el cuidado del medio ambiente, la reconocida marca de afeitadoras Schick, nos brinda algunos consejos al momento de reciclar.

  1. Implementa un proceso de eliminación de residuos adecuado. Cuando sea necesario botar, unos minutos de dedicación marcarán la diferencia en el correcto destino final de los desechos. Antes de eliminar empaques o productos, estos deben ser desinfectados previamente y empaquetados en bolsas específicas para cada tipo de desecho. De esta forma se facilita la manipulación de desperdicios a los trabajadores que se encargan de recogerlos.
  2. Concientiza a tus familiares, amigos o vecinos sobre la importancia del reciclaje. Aprender sobre la importancia de reciclar en el núcleo familiar, con amigos y/o vecinos es muy importante, sobre todo porque los más pequeños aprenderán y adoptarán a una temprana edad este buen hábito. Además, estas personas podrán enseñar a otras la manera adecuada en la que debe reciclarse los residuos y así crecerá la comunidad recicladora.
  3. Haz compost en casa. ¿Sabías que los residuos orgánicos también contaminan? Al reciclar residuos de este tipo, se disminuye la huella de carbono y los gases de efecto invernadero, al mismo tiempo que se crea un producto 100% orgánico. El compost puede hacerse desde casa, es un proceso que transforma la materia orgánica en abono natural para la tierra.
  4. Identifica los puntos de reciclaje más cercanos a tu vivienda. Sumándose a esta iniciativa, la marca Schick ha incluido en su web http://www.reforestaconschickeco.com/ 5 puntos de reciclaje donde se podrá depositar afeitadoras usadas, y así asegurar el proceso correcto de reciclaje del producto. Los centros de reciclaje están ubicados en Plaza Vea de Centro Cívico, Centro de Reciclaje San Isidro en Av. Gral. Salaverry, Tottus La Molina, Wong La Aurora y Parque Voces por el Clima.

Estas prácticas son sencillas de implementar y pueden generar un gran cambio para el medio ambiente. Asimismo, recientemente, Schick lanzó una campaña de responsabilidad social junto al refugio K’erenda Homet, iniciativa del reconocido activista ambiental, Victor Zambrano, la cual tiene como objetivo ayudar a reforestar la reserva natural K’erenda Homet, ubicada en Puerto Maldonado, Madre de Dios. De igual manera, la marca cuenta con un portafolio de máquinas eco amigables, cuyos materiales están hechos de material reciclado y sus empaques son 100% reciclables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *