Más de 500 pobladores indígenas del Parque Nacional del Manu recibieron atenciones en salud

El Ministerio de Salud (Minsa), en coordinación con el Gobierno Regional de Madre de Dios, brindó atenciones en salud a más de 500 pobladores de las comunidades nativas de Yomibato Tayakome, Sarigeminike y Tsirerishe, en el interior del Parque Nacional del Manu.

Las brigadas de salud tuvieron que desplazarse hasta zonas de difícil acceso, en respuesta a la dificultad de estos pobladores de acceder a los servicios que se brindan en las ciudades.

Las atenciones fueron, principalmente, para indígenas de la etnia Matsigenka, incluida la población en aislamiento y en contacto inicial, y siempre con el permiso de sus respectivos líderes o Apus.

Cada brigada, conformada por médicos, obstetras, enfermeros, biólogos, odontólogos, psicólogos y técnicos en enfermería, brindó tratamiento diferenciado, respetando los usos y costumbres locales.

Asimismo, se capacitó a los Agentes Comunitarios de la Salud, y entregó material informativo para reforzar los mensajes de prevención y promoción de la salud y la importancia de la vacuna contra la COVID-19.

Tres congeladoras, enviadas hace un mes por el Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (Cenares), también fueron entregadas para equipar a los establecimientos de salud de las comunidades nativas de Boca Manu, Yomibato y Tayakome.

Igualmente, se orientó la conformación del comité evaluador del establecimiento de salud de la zona, de acuerdo a la Directiva Administrativa N° 261-MINSA/2019/DGIESP ‘Adecuación de los servicios de salud con pertinencia cultural en el primer nivel de atención’; y llevó a cabo la instalación del Comité Comunitario de Salud Indígena, como parte del esfuerzo del Estado para la protección de la salud y el fortalecimiento de la respuesta y vigilancia sanitaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.