4 indicadores que te ayudarán a medir la salud financiera de tu empresa

Lima.- En el marco de la pandemia por el COVID-19, la salud financiera de los emprendedores, se ha convertido en una tarea fundamental para la gran mayoría de peruanos que se han visto impactados. Mantener una empresa con salud financiera positiva permite alcanzar todas las metas a corto, mediano y largo plazo. Sin embargo, es necesario compromiso y esfuerzo para lograrlo.

En ese sentido, Experian Perú explica cuáles son los principales indicadores que pueden ayudar a determinar cómo se encuentra la salud financiera de su empresa, con el objetivo de ser más rentable y productivo, basándose en 4 tipologías: Liquidez, actividad, rentabilidad y endeudamiento.

  • Indicadores de liquidez: Una de las razones por las que algunas empresas no logran cumplir con sus compromisos de pago es el no contar con la liquidez necesaria para cubrir sus obligaciones. Algunos de estos compromisos de pago se conocen como pasivos. Para ello, es importante identificar los activos corrientes y los pasivos corrientes.  El indicador a utilizar es el siguiente: Razón corriente = Activo corriente/ Pasivo corriente.

Activos corrientes: materias primas, deudas de clientes, dinero en efectivo, inventario, terreno, patentes, etc.

Pasivos corrientes: impuestos, cuentas por pagar, proveedores, deudas con bancos o tercero, etc.

  • Indicadores de actividad: El ciclo de conversión de efectivo es el número de días que tarda el dinero en regresar a la empresa. El objetivo de este indicador es identificar si se presenta eficiencia o no en la cobranza, pues de lo contrario se podría tener problemas de liquidez. La operación es la siguiente: Ciclo de conversión de efectivo = Rotación cartera (días) + Rotación inventario (días) – Rotación proveedores (días).

Rotación de cartera: Es el tiempo que tarda una empresa en recaudar el dinero que le adeudan terceros a través de las cuentas por cobrar.

Rotación del inventario: Es la cantidad de veces que el inventario se vende o se consume en un determinado período de tiempo, generalmente un año.

Rotación de proveedores: Indica el tiempo promedio en que se requiere realizar el pago de obligaciones adquiridas con los proveedores de la empresa.

  • Indicadores de rentabilidad: Para evaluar el desempeño operacional de una compañía en un tiempo determinado, el EBITDA (ganancias antes de intereses e impuestos) es uno de los indicadores más relevantes. Se usa para calcular cuánto dinero le queda a la empresa una vez se descuentan costos y gastos operacionales. Entonces, si una empresa tiene un EBITDA mayor a 0, significa que tiene utilidad. Este valor debe compararse con los niveles ideales de la industria o al sector que pertenezca. EBITDA= Ingresos – Costos – Gastos.
  • Indicadores de endeudamiento: La relación Deuda/EBITDA es un indicador muy observado por las entidades financieras a la hora de otorgar los créditos, debido a que como su nombre lo indica, este indicador permite analizar la capacidad que tiene la empresa para pagar las obligaciones financieras, en una determinada cantidad de períodos. Deuda/EBITDA = Obligaciones financieras/ (EBITDA x períodos en el año).

Si el resultado de la operación financiera es superior a 3,5 se interpreta que la empresa tiene una baja capacidad de pago.

“El negocio, al igual que una persona, debe hacer uso del dinero de una forma responsable y evitar asumir compromisos por encima de la capacidad de pago. La educación financiera es fundamental para que todos podamos gestionar con eficiencia nuestros emprendimientos, negocios o procesos de inversión y de esta manera analizar correctamente el estado de su salud financiera.”, señala Marcela Pinzon, Head Middle Office de Experian Perú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.