Actividades para hacer en familia sin salir de casa

El Día del Padre está cada vez más cerca y, si bien la pandemia aún no termina, se puede celebrar en casa. Un padre es un integrante esencial en la familia, ya que representa una figura de apoyo y de seguridad que les permite a los pequeños obtener mayor autonomía e independencia. Los vínculos entre padre e hijos no necesariamente son biológicos y su amor debe reconocerse por igual.

“En este día especial debería ser prioridad reforzar los vínculos entre padre e hijos. Tomarse el momento de desconectarse del trabajo y las redes sociales y compartir, hablar e intercambiar ideas de cómo padre e hijos se sienten a nivel emocional. Escucharse y hacer actividades juntos estrechará ese vínculo que puede haberse debilitado debido a la rutina del encierro”, comenta Juan Pablo Castro, especialista del Programa de Asistencia Psicológica de MAPFRE.

“Este día podría generar nostalgia, en algunos casos tristeza o desánimo debido al distanciamiento social y también a las partidas de seres queridos. Siempre debemos estar atentos tanto a su estado de salud física como mental”, acotó el especialista.

Es esencial no dejarlos solos. Por ejemplo, cuando la gente ve a otras personas celebrando a sus papás, genera más dolor para aquellos que ya sienten tristeza en este día. Brindarle compañía y comprenderlo será un gran soporte. “Si sientes pena en torno al Día del Padre, puedes encontrar también consuelo en la lectura de ensayos, libros, amigos, blogs o incluso publicaciones en las redes sociales de otras personas que han tenido experiencias similares y que también luchan en torno a esta festividad” detalla Castro.

Para quienes están en un proceso de duelo. Hay que comprender que cada persona lo lleva de forma distinta y ser un apoyo durante este proceso es esencial.

Esta fecha se celebrará por segundo año consecutivo en inmovilización social obligatoria debido al COVID -19.  Castro recomienda brinda algunas actividades que se pueden realizar este día.

Tiempo de manualidades

Una manualidad se puede convertir en el regalo perfecto para papá. Algunos ejemplos de manualidades clásicas son maceteros, portalibros, envases, entre otros. Padre e hijos desarrollarán la creatividad y reforzarán los vínculos de amor entre ambos dándose tiempo de calidad.

Repostería en familia

Entrar a la cocina con papá puede ser muy divertido y así pueden endulzar la tarde del domingo. Existen decenas de opciones de postres fáciles de hacer y que no suponen ningún peligro para los más pequeños de la casa. De esta actividad quedarán los mejores recuerdos para los niños, no sólo será una oportunidad para que desarrollen confianza y paciencia en la preparación de la receta, sino que ese momento tendrá un valor insustituible para la memoria de los hijos.


Sesión de juegos de mesa

Hacer una sesión de juegos de mesa con toda la familia es la oportunidad perfecta para compartir e integrarse de manera entretenida desarrollando la inteligencia y análisis en cada jugada estratégica. Algunos de los juegos de mesa clásicos son las cartas de naipes, ajedrez, Monopolio, Clue, entre muchos otros.


Cine en casa

Relajarse disfrutando de una película favorita con toda la familia generará un clima de tranquilidad y diversión. Será un momento para compartir palomitas de maíz y tener las bebidas favoritas viendo algunas de los clásicos que tanto le gustan a papá hará un gran día en familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.