Liderar durante una pandemia es como competir en un triatlón

En Herbalife Nutrition, siempre impulsamos la vida activa y el deporte. Hace unos años, se decidió auspiciar un triatlón para ofrecer a los atletas la oportunidad de rendir al máximo y al mismo tiempo, para demostrar que la compañía tiene la convicción de que la nutrición y las opciones saludables pueden marcar una gran diferencia en la vida de una persona. Lo último que pensamos cuando nos comprometimos con el triatlón fue que, todos los que nos reunimos durante ese increíble día de mayo de 2019 en Los Ángeles, pronto seríamos, junto con el resto del mundo, parte de la mayor prueba de resistencia –sobrevivir una pandemia mundial.

La lucha contra una pandemia mundial es una tarea a largo plazo. Un triatlón, que pone a prueba a los competidores de natación, ciclismo y carrera, puede ofrecer lecciones importantes de liderazgo.

ZAMBULLIRSE

Empezar con fuerza es importante para liderar una crisis. Debemos mantener a la gente informada y brindar apoyo a quienes trabajan con nosotros. Es decir, a los miembros del equipo, socios y clientes.

Como profesional, aprendí que los líderes deben establecer metas claras para evitar que las audiencias claves pueden sentir que falta un plan para controlar situaciones críticas.  

Cuando llegó la pandemia, en Herbalife Nutrition, de inmediato tuvimos que asegurar que nuestros empleados pudiesen realizar su trabajo en forma segura y de que contaban con los recursos necesarios para trabajar en la oficina o en la fábrica, o que tenían las herramientas para instalar la oficina en casa. De inmediato implementamos protocolos de salud que incluyeron mayores limpiezas programadas y estaciones de trabajo modificadas con distancia social. Como servicio esencial, debimos asegurar que nuestros productos alimentarios y de nutrición siguieran llegando a nuestros Distribuidores Independientes. Trabajamos sin cesar para salvaguardar la cadena de abastecimiento y continuar operando para satisfacer la demanda.

SEGUIR PEDALEANDO

La comunicación continua durante una crisis es fundamental. Explicar claramente el plan y mantener a la gente informada puede ser el mejor aliado de un líder. No decir nada puede tener un efecto devastador, intensificar los temores y esparcir los rumores para llenar el vacío de información. Esto se aplica tanto al público, en general, como a la empresa.

Es natural dedicar mucho tiempo con el equipo de liderazgo superior y el directorio, para determinar los pasos a seguir. Como líder, uno desea confirmar que la plana mayor está alineada y que todos saben qué rol deben cumplir. Pero mientras los equipos de liderazgo se abren camino hacia adelante, la audiencia más valiosa, los empleados, deben tener noticias de inmediato. No es necesario tener todas las respuestas, sino tener comunicación con todo el equipo. La prioridad número uno es la seguridad y la salud, incluida la salud mental. Los líderes deberían demostrar que comprenden el temor que siente la gente y que la debe contener.

Cuando las emociones se desbordan, es importante mantener la compostura en la comunicación. La confianza del líder ejerce un impacto directo. Nunca se olviden que todos consideran que la autoridad superior debe establecer las reglas, sobre todo en una situación desafiante.

Y una vez que el plan ha sido creado, las audiencias claves deben recibir comunicación con frecuencia y transparencia.

UN PASO TRAS OTRO

Un líder fuerte se focaliza en comprender y atender las necesidades de los demás. Durante una crisis, es importante que la persona a cargo nunca pierda de vista cómo la organización está atendiendo a las audiencias y que nunca se aproveche de la crisis. Los líderes deben pensar no solo en elaborar los productos, sino también en garantizar que los empleados estén seguros y que se desarrollen y compartan los protocolos. 

Para ayudar a los Distribuidores Independientes durante la crisis actual nuestro rol fue tal vez un poco más complicado que para ayudar a los empleados. La mayoría de los distribuidores trabajan en equipos reducidos. Como no son empleados, el liderazgo tiene acotada la forma de ejercer influencia, confianza, inspiración y guía. Debimos darles un sentido de confianza y dirección para asegurarles la continuidad de su negocio.

Desde un principio, hicimos notar a los Distribuidores Independientes que debían reconocer que sus comunidades confiaban en recibir los mismos productos de nutrición saludable que antes de la crisis. Los alentamos a innovar y encontrar soluciones temporales, dadas las interrupciones e inconvenientes, y a asumir también un compromiso con sus comunidades. Además, les hicimos sentir que no estaban solos.

Como sucedió, nuestros distribuidores han sido la única y mayor fuente de ideas de negocios e innovación durante la pandemia. Mucho de lo que nos enseñaron continuará vigente durante un largo tiempo después de que pase la crisis.

CRUZAR LA LÍNEA DE LLEGADA Y RETRIBUIR

Una vez superado el desafío, pueden continuar ejerciendo un impacto mediante la retribución. Las crisis nos ponen a prueba a todos, descubrimos lo fuerte que somos y la cantidad de recursos con que disponemos, y nos recuerdan que debemos pensar en quienes más lo necesitan.

La pandemia subrayó y exacerbó los desafíos de la inseguridad alimentaria que inundan el mundo. Feeding America informó que aproximadamente 54 millones de personas (1 de cada 6) experimentaron inseguridad alimentaria en 2020, incluyendo 18 millones de niños (1 de cada 4). Los líderes tienen la responsabilidad no solo de apoyar a sus empleados y clientes, sino también de prestar ayuda a las poblaciones desatendidas del mundo.

Como compañía de nutrición mundial que ofrece productos alimentarios, para la salud y el bienestar a millones de personas en 94 países del mundo, nos encontramos en una posición única para ayudar a nuestras comunidades en este momento. En 2019 lanzamos  Nutrición para Hambre Cero, una iniciativa mundial con foco en brindar nutrición saludable y educación en nutrición a las comunidades del mundo entero. En abril de 2020 anunciamos que asignaríamos US$ 333.000 del millón de dólares comprometido al Fondo de Respuesta ante Emergencia de World Food Program USA para ayudar en los esfuerzos por aliviar la pandemia del coronavirus. Estos fondos, donados a través de nuestra iniciativa Nutrición para Hambre Cero, junto con la Fundación Herbalife Nutrition, apoyarán los esfuerzos del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP, en inglés) para responder a los problemas de la cadena de abastecimiento y otra logística relativa al virus.

Esta forma de dar es mayor que cualquier persona. Se trata del liderazgo organizacional. Como CEO, el liderazgo organizacional es el tipo de liderazgo más gratificante dado que luchamos por continuar ejerciendo un impacto positivo en las vidas de las personas.

Nuestra comunidad mundial sobrevivirá la pandemia con el liderazgo de personas y organizaciones que brindan esperanza, sentido y, lo más importante, un camino hacia adelante. Esta pandemia es la mayor prueba de resistencia. Juntos llegaremos al final, más fuertes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *