Organizaciones Sociales Evangélicas se reunieron con los Ministros de Desarrollo Social de Nación, CABA y Pcia. BA

Buenos Aires.- El sábado, en una ocasión histórica, tuvo lugar el Primer Encuentro Nacional de Organizaciones Sociales Evangélicas que trabajan en las áreas de ayuda y contención social pertenecientes a iglesias nucleadas en la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA) con los titulares del área social de gobierno.

El cónclave contó con cientos de representantes de organizaciones de todas las provincias, y tuvo como coordinador al pastor Osvaldo Carnival, vicepresidente de Relaciones Externas y el pastor Rubén Proietti, presidente de ACIERA. Asimismo asistieron el Ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo; la Ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, María Migliore; y el Ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque. Debido a que fue la primera vez que se reunieron con los tres ministros Proietti destacó la jornada como “muy importante para las iglesias representadas en ACIERA. Nunca tuvimos la oportunidad de ser tan amplios en un tema como es el Desarrollo Social, esto ya es un hito. Además, y por sobretodo, destacamos la ocasión de reunir a tantas organizaciones sociales. Que representan más de 200 años de historia y presencia en nuestro país.”

Carnival recordó a cada momento que uno de los sentidos que tuvo este encuentro es el de “maximizar esfuerzos, como multiplicarlos y encontrar puntos en común”. Resaltando “el esfuerzo de los cientos de miles de voluntarios que salen a la calle desinteresadamente a ayudar” al que más lo necesita.

El presidente de ACIERA señaló que “las iglesias no han dejado de entregar miles de viandas de comida, bolsas de alimentos, y elementos de higiene. Por eso, en medio de esta crisis, queremos aunar y compatibilizar esfuerzos, para que los ministros vean en qué estamos”. Y destacó que en “algunos de los templos se adaptaron para convertirse en centros de vacunación. También para poder alojar a pacientes leves con COVID. Se han puesto a disposición del Estado casi 1300 camas para ayudar en este tiempo. Pero además, tenemos más de 250 centros de prevención y rehabilitación de las adicciones que, a pesar de su alta efectividad, aguardan una ley que les reconozca la dimensión espiritual. Más de 500 escuelas evangélicas en el territorio nacional donde se enseña a amar a Dios y a la Patria. Más de 220 centros de contención para mujeres embarazadas en estado de vulnerabilidad. Como también la asistencia a la niñez en riesgo, el cuidado de adultos mayores, personas con capacidades diferentes. Y todas estas tareas se realizan en su mayoría desde los templos.

Por eso hemos pedido al Gobierno que las iglesias sean declaradas no solo esenciales, sino vitales. Como lo ha expresado hace pocas semanas el gobernador de Neuquén, quien reunió a varios cultos, entre ellos a más de 150 pastores evangélicos, donde reconoció y agradeció la tarea de acompañamiento de las iglesias. Esperamos que esto ocurra a nivel nacional”.

“Creo que es importante poner una base de por qué como iglesias hacemos lo que hacemos. Se puede repartir una bolsa de comida, pero como iglesia cristiana evangélica lo nuestro tiene un valor agregado que es ese mensaje de esperanza, de poder salir adelante. En definitiva que en Jesucristo siempre hay esperanza”, señaló el pastor Carnival.

De los ministros

A su turno, Daniel Arroyo destacó la labor de las iglesias y reconoció el trabajo de las Iglesias Evangélicas, “no solo en el marco del tiempo del COVID y de la pandemia, donde es claro que la situación es crítica. Sino que históricamente las Iglesias tienen una representación federal muy significativa. Conozco el interior del interior de todas las provincias, y allí donde uno vaya, siempre hay un pastor, una pastora, atendiendo las necesidades”, dijo.

La licenciada María Migliore agradeció la labor de los voluntarios en la ciudad, especialmente en pandemia. “Han hecho un trabajo extraordinario para llevar adelante las políticas públicas desde su colaboración en comedores, en los 32 centros de primera infancia, con la gente en situación de calle a través de acompañar a nuestros equipos en el operativo ‘Frío’. Asimismo la presencia en los barrios populares ayudando en los operativos de vacunación, entre otros tantos.”

Por último, el ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires señaló: “suscribo a las palabras tanto de Daniel Arroyo como de María Migliore, agradeciendo a aquellos que ponen a la fe y al otro, en el centro. El aporte de las iglesias evangélicas es clave en las actividades solidarias”.

El pastor Carnival condujo un espacio de preguntas recibidas por parte de las Organizaciones Sociales Evangélicas que le fueron transmitidas y respondidas por los ministros en vivo. Afianzando el espacio de diálogo que se viene dando desde el gobierno anterior, e incluso de manera más esporádica con los anteriores al período 2015-2019

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.