El Caucus Progresista del Congreso aplaude la conclusión de las elecciones democráticas en Perú

Washington.- La presidenta del Progressive Caucus, congresista Pramila Jayapal, el vicepresidente general, Chuy García, presidentes eméritos Raúl Grijalva y Barbara Lee, parlamentaria Ilhan Omar, y miembra del directorio Jan Schakowsky manifestaron su apoyo al proceso democrático en el Perú y expresaron la esperanza de que se respeten los resultados de las elecciones altamente competitivas.

“Felicitamos al pueblo del Perú por llevar a cabo unas elecciones libres y justas, y esperamos que esto ayude a resolver parte de la inestabilidad política, la polarización y la pérdida de confianza pública en las instituciones democráticas. Dados los grandes desafíos sociales, económicos y políticos que enfrenta el país, y la importancia de la gran relación entre Estados Unidos y Perú, expresamos nuestro apoyo al retorno del buen funcionamiento de instituciones democráticas en Perú”, dijeron los legisladores. “Para que eso suceda, el primer paso es que todos, tanto dentro como fuera del Perú, respeten la voluntad del electorado.”

En esta segunda y última vuelta de las elecciones presidenciales del Perú, Pedro Castillo, un maestro de escuela y líder sindical, se enfrentó a Keiko Fujimori, una excongresista de derecha e hija del expresidente autoritario, hoy encarcelado, Alberto Fujimori. Con casi todos los votos contados, Castillo ha mantenido una ventaja de alrededor de 60.000 votos y es ampliamente reconocido como el ganador. Fujimori ha denunciado fraude, pero ha ofrecido pocas pruebas y los observadores internacionales no han podido encontrar ninguna.

La semana pasada, el Gobierno anunció que el número de muertes por COVID-19 se había disparado a 180.000 —tres veces más de lo reportado anteriormente— colocando la tasa de mortalidad per cápita por COVID-19 del Perú en la más alta del mundo, o cerca de serlo. La pandemia también ha llevado al Perú a sufrir graves dificultades económicas, incluida una disminución del 11 por ciento en el PIB en 2020, un desempleo que casi se duplicó llegando al 15,3 por ciento y un aumento del 27 por ciento en la pobreza.

La confianza de los peruanos en las instituciones democráticas también ha disminuido en los últimos años. En 2018, solo el 11 por ciento de la población respondió que estaba satisfecha con el funcionamiento de la democracia, la cifra más baja de América Latina después de Brasil. Desde 2016, tres expresidentes han sido arrestados por corrupción y un cuarto se suicidó antes del arresto. Keiko Fujimori ha sido acusada de corrupción y lavado de dinero, y también se ha comprometido, si fuera elegida, a indultar a su padre, quien fue condenado por su participación en graves violaciones a los derechos humanos, incluidos asesinatos y secuestros.

En noviembre del año pasado, el presidente Martín Vizcarra fue destituido por el Congreso del Perú a través de una maniobra que fue ampliamente considerada un golpe parlamentario ilegal, lo que provocó protestas que fueron atajadas con violentas represiones, por las que otro presidente está actualmente siendo investigado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *