Consensos para una educación de calidad en el bicentenario

Lima. – IPAE Asociación Empresarial continúa dando pasos concretos en su compromiso para aportar en el desarrollo sostenible e inclusivo del país. En esta ocasión, presenta al próximo gobierno una serie de consensos mínimos indispensables para mejorar el sector educativo peruano -uno de los más golpeados por la pandemia- de cara al bicentenario. Estos consensos, que buscan respetar lo avanzado y mirar hacia el futuro, fueron construidos por la Comunidad de Líderes de Educación de IPAE, conformada por más de 80 representantes del sector privado, el sector público, la empresa, la academia y la sociedad civil.

La pandemia ha develado la profunda crisis e inequidad que existe en la educación peruana. Estos consensos buscan respetar lo avanzado durante los últimos años en el sector educativo y se enfocan el cierre de brechas de infraestructura, conectividad y calidad de servicios en todo el país por igual, teniendo en cuenta las particularidades de cada región del país y las distintas realidades en las que viven los peruanos de hoy.

El primer gran consenso se refiere al retorno seguro a clases presenciales, comenzando con los más pequeños, y dando prioridad a los profesores en la siguiente fase de vacunación. Asimismo, es importante fortalecer la estrategia multicanal de Aprendo en Casa y asegurar su continuidad, más allá de la pandemia, como una estrategia integrada a la mejora continua de los aprendizajes.

También, es indispensable poner el foco en la primera infancia al promover políticas públicas multisectoriales, que busquen el desarrollo infantil temprano, que tomen en cuenta la importancia de la familia, y el entorno, y que garanticen el acceso universal a la Educación Inicial. Esto no solo incluye al sector Educación, sino también se tiene que tener en cuenta el tema de la nutrición, el combate a la anemia y el acompañamiento de la población vulnerable.

Además, se sugiere que se debe respetar el actual Currículo Nacional de la Educación Básica y promover su mejor implementación para el desarrollo integral de las personas y su educación en ciudadanía; y apostar por una docencia basada en el mérito profesional, al promover la mejoría de la formación inicial, del desarrollo profesional en servicio, y sostener la Carrera Pública Magisterial basada en la meritocracia.

Asimismo, es importante promover la autonomía de las instituciones educativas, y permitir el desarrollo de proyectos educativos innovadores que consideren la diversidad y las necesidades de cada contexto, especialmente hoy, que debemos enfrentar de la mejor manera los efectos de la pandemia. Para ello, se recomienda impulsar alianzas y esfuerzos multisectoriales e incluir al sector privado para cerrar brechas en materia digital y tecnológica, para la mejoría en la calidad de los aprendizajes.

Este es el momento de dialogar e involucrar a todo el sector educativo, con el objetivo de defender un marco institucional sólido, estable, producto del consenso con los actores y que ponga al estudiante en el centro. Solo de este modo, se podrá garantizar la implementación y continuidad de las políticas públicas, basadas en evidencia, a mediano y largo plazo, acordes con los lineamientos planteados en el Proyecto Educativo Nacional al 2036.

Es importante tener en cuenta que estos consensos se dan en el marco de la mejora de la educación peruana en general y no solo en la educación básica. Por ello también se sugiere iniciativas alrededor de la Educación Superior, donde se recomienda mantener la independencia y enfocarse en el fortalecimiento de la SUNEDU, así como promover una oferta flexible y de buena calidad, al valorar y fortalecer las opciones de educación técnica y técnica productiva de calidad óptima.

Es prioritario que el próximo gobierno propicie la existencia de diversos modelos de gestión: estatal, privada u otras, y posibilite así el acceso, la libertad de elección y una formación diversa y plural, consagradas en la Constitución. IPAE Asociación Empresarial continuará apoyando al país en esta tarea, ofreciendo medidas concretas como estas y promoviendo espacios de diálogo que reúnan a las autoridades, el sector privado, la academia y la sociedad civil con el objetivo de crear una agenda consensuada hacia el desarrollo del Perú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *