Perú tiene 122 proyectos de infraestructura pública pendientes por US$ 6.065 millones

Lima.- El Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima (CCL) informó que existen en el país 122 proyectos de infraestructura pública con inversión pendiente de ejecución por US$ 6.065 millones, donde el sector transporte concentra el mayor número de estos proyectos con el 52%.

El IEDEP indicó que esta situación posterga el impacto social y económico tan necesario en esta coyuntura. Añadió que, en promedio, estas obras debieron culminarse en 2,1 años; sin embargo, su ejecución se ha extendido en 1,3 años adicionales y solo presentan un avance del 32%.
Explicó que estos excesos en los plazos de ejecución (denominados inversiones dormidas por no estar culminados al 100%), responden al bajo nivel de los presupuestos ejecutados en inversión pública en los tres niveles de gobierno. Precisamente, al 10 de mayo de 2021, el Gobierno Nacional ha ejecutado el 19,7%, mientras los Gobiernos Regionales y los Gobiernos Locales alcanzaron el 18,8% y 22,5%, respetivamente.

Este análisis se centró en los proyectos en fase de ejecución con información del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y la Programación Multianual de Inversiones (PMI) 2022-2024 de los ministerios Transportes y Comunicaciones (MTC); Salud; Educación; Desarrollo Agrario y Riego (Midagri); Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS).

POR SECTORES

De estas iniciativas, el sector transporte presenta el mayor número de proyectos pendientes con 64, donde 45 están destinados a la construcción de carreteras. Estos proyectos en promedio debieron culminarse en 2,4 años, pero vienen tomando 1,5 años adicionales debido a un magro avance financiero de solo 35%, que representa US$ 3.499 millones pendientes de ejecución.

Entre ellos figura el caso emblemático del proyecto “Rehabilitación y mejoramiento de la carretera Huarmey – Aija – Recuay”, en Áncash, con una inversión de US$ 42 millones, que debió culminarse en 1,3 años. No obstante, lleva 12,6 años adicionales como consecuencia de su bajo de nivel de ejecución financiera de 47%.

En relación al financiamiento de las obras dormidas, se verifica que 14 de ellas no figuran en la PMI 2022-2024 del MTC, corriendo el riesgo de no recibir presupuesto durante ese periodo para su culminación.

En el sector salud, rubro crucial para continuar enfrentando la crisis sanitaria, hay 20 proyectos con estas características que, en promedio, debieron culminarse en 2,1 años. Sin embargo, vienen tomando 1,3 años adicionales como consecuencia de un avance financiero de 34%, que equivale a US$ 896 millones por desembolsar.

Aquí figura el proyecto “Fortalecimiento de la capacidad resolutiva del Hospital Regional Manuel Núñez Butrón”, ubicado en Puno, valorizado en US$ 110 millones y con avance financiero de 31%, que debió terminarse en dos años, pero lleva 2,9 años adicionales.
Lo positivo en este sector es que las obras dormidas sí figuran en la PMI 2022-2024 del sector salud, lo que aseguraría el financiamiento para ese periodo.

Respecto al sector saneamiento, hay 20 megaproyectos dormidos que en promedio debieron culminarse en 1,2 años. No obstante, vienen tomando casi un año adicional y tienen un avance de solo 6%. Ello significa US$ 592 millones pendientes de ejecución.

Un caso representativo es el proyecto “Ampliación y mejoramiento de los sistemas de alcantarillado y tratamiento de aguas residuales en la localidad de Moyobamba, provincia de Moyobamba”, ubicado en la región San Martín, cuyo costo asciende a US$ 20 millones y registra un avance financiero de 37%. Se esperaba que se culmine en 1,4 años, pero lleva 2,1 años adicionales a los programados.

En relación al financiamiento de las obras dormidas, se verifica que nueve de ellas no figuran en la PMI 2022-2024 del MVCS, corriendo el riesgo de no recibir presupuesto durante ese periodo para su culminación.

En tanto, hay ocho proyectos de irrigación que en promedio debieron culminarse en 1,2 años, pero llevan 0,9 años adicionales alcanzando un avance de 5,9%, que significan US$ 790 millones por invertir.

Tenemos el caso del proyecto “Mejoramiento del servicio de agua del sistema de riego Tullpacancha, en los distritos de Churcampa, La Merced y San Miguel de Mayocc, de la provincia de Churcampa”, ubicado en Huancavelica, con un costo de US$ 41 millones y avance financiero de 1%. La obra debía ser culminada en menos de un año, pero lleva 1,1 años adicionales, encontrándose en elaboración de expediente técnico.

En relación al financiamiento de las obras dormidas, se verifica que tres de ellas no figuran en la PMI 2022-2024 del Midagri, corriendo el riesgo de no recibir presupuesto durante ese periodo para su culminación.

También figuran 10 proyectos en los sectores Tecnologías de Información y Comunicaciones (4), Defensa ribereña (4), Turismo (1) y Educación (1). Las obras debieron culminarse en un promedio de 2,1 años, pero llevan 0,9 años adicionales alcanzando un avance de solo 59% representando US$ 288 millones por ejecutar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *