implementación de naves modulares continúa creciendo en la industria del retail

A más de un año del inicio de la pandemia por el COVID-19 muchas empresas se han declarado en quiebra o han bajado considerablemente sus gastos operacionales y dotación de trabajadores. Sin embargo, uno de los sectores que se ha mantenido fuerte y creciendo de forma exponencial es el de las naves modulares.

Es el caso de Estructuras Marfil, empresa especializada en soluciones estructurales, que desde el inicio de la crisis sanitaria, hasta ahora, ha tenido un crecimiento de un 100% en el rubro del bodegaje modular. Esto permite, por ejemplo, que grandes exportadoras que sufrieron retrasos en sus envíos, debido a la pandemia, opten por almacenar sus productos en bodegas de 6.000 m2 en sus mismas plantas.

Al respecto, Nicolás Alonso, gerente general de Estructuras Marfil, señala que “muchas empresas se vieron obligadas a crecer de manera inorgánica y explosiva, como por ejemplo, en el área de alimentos y bebidas, operadores logísticos o los despachos de e-commerce, quienes debieron expandirse sin tener el tiempo de poder construir galpones, sino de arrendarlos para así aumentar su capacidad de almacenaje y producción en tiempo récord.

Estas últimas variables permitieron a Estructuras Marfil mantener un crecimiento a gran escala, pues según Alonso “hemos tenido la capacidad operativa de instalar los metros de manera responsable y poder tener el volumen necesario de stock para entregarle a nuestros clientes los espacios que requieren de manera inmediata y de acuerdo a sus necesidades”.

Necesidades que hoy las empresas están mitigando al optar por el arriendo de una nave modular y no la construcción de una convencional. “Muchas compañías se han dado cuenta que un galpón modular es superior a uno convencional, ya que se puede trasladar dentro del interior de la empresa, se puede dividir, es más ágil y su arriendo es mucho más económico, lo que te permite no realizar la inversión de capex. También, existe un factor muy relevante que tiene que ver con la construcción de un galpón modular, estamos hablando que una nave de 3.000 m2 se puede instalar en menos de 10 días, versus los meses que se necesitan para construir un galpón convencional”, explica.

Por su parte, Néstor Rodríguez, gerente de ventas de Marfil en Perú, comenta que en el Perú aún sigue siendo una solución innovadora poco conocida en el sector “poco a poco estamos logrando que despierte el interés en los diferentes rubros de desarrollo en el país, considerando que al tener una implementación rápida; implementamos 1,000 metros cuadrados en dos días y económica, ya que somos una propuesta de valor con un 50 % por debajo de una tradicional, le permite a las empresas enfocar la mayoría de su presupuesto en el core del negocio que finalmente es lo más importante . Con la crisis sanitaria, el sector retail y los operadores logísticos aumentaron la venta online y ahora más que nunca necesitan espacio para almacenar sus productos. Continuamos enfocando la estrategia de crecimiento en el 2021 de Marfil Perú.

Finalmente, sobre las proyecciones del mercado para lo que resta del 2021, Alonso sostiene que “afortunadamente contamos con gran cantidad de metros en stock para entrega inmediata y también para proyectos que ya tenemos agendados, considerando las necesidades de nuestros clientes”.


Sobre Estructuras Marfil
Es una empresa especializada en el arriendo y venta de galpones modulares, utilizados, principalmente, como bodegas, casinos, talleres mecánicos, gimnasios, entre otros. Su foco se centra en el sector minero, construcción, logístico, portuario, educación, u otros, con presencia en Perú, Chile y Colombia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *