Irregularidades en la aplicación de vacunas son tres casos aislados

El Ministerio de Salud (Minsa) dio a conocer las conclusiones de la investigación sobre las supuestas irregularidades en la vacunación contra la COVID-19. Una de las más importantes es que ha quedado comprobado que todas las personas que han acudido a los centros de vacunación han sido efectivamente vacunadas, precisó el viceministro de Salud Pública, Gustavo Rosell, en conferencia de prensa.

Asimismo, que las personas involucradas en estos hechos pertenecen a instituciones distintas, sin evidencia de vínculo o conexión, por lo que se trataría de casos aislados.

Indicó que, en los tres casos investigados, los familiares y el personal involucrado notaron que la jeringa no tenía la carga respectiva, por lo que luego de realizar el proceso adecuadamente se procedió a aplicar la vacuna.

“El conteo de dosis al inicio de la jornada de vacunación diaria, registrada en el acta de apertura; y el conteo final en el acta de cierre, evidencian que el total de las dosis empleadas coincide con el número de personas vacunadas”, indicó.

En ese sentido, hizo un llamado a la tranquilidad en la ciudadanía, ya que todo demuestra que las personas inoculadas en las jornadas de vacunación han recibido las dosis adecuadas de la vacuna.

Sin embargo, también dijo que en los tres casos se habría incurrido en la inobservancia del procedimiento estipulado en la Directiva N°129-MINSA, Directiva Sanitaria para la Vacunación contra el COVID-19 en la situación de Emergencia Sanitaria por la pandemia en el Perú, la cual estaba vigente en el momento de ocurridos los hechos.

En ese sentido, el informe será enviado a través de la Secretaria General del Minsa a las instancias a las que pertenecen las personas involucradas, para iniciar el proceso administrativo sancionador conforme a ley.

Proceso garantizado

El viceministro indicó que la estrategia nacional de vacunación territorial en el Perú ofrece garantías de que estos hechos aislados no se repetirán.

Recordó que el protocolo establecido en la Directiva vigente establece que el personal de salud debe mostrar al usuario y a sus acompañantes la jeringa cargada antes de su inoculación.

Agregó que los centros de vacunación son lugares públicos donde los familiares pueden acompañar a las personas que se van a vacunar y tomar los registros gráficos de esta actividad, manteniendo el distanciamiento correspondiente.

Estos centros son supervisados permanentemente por el Minsa, la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud), la Defensoría del Pueblo y el Ministerio Público, para garantizar buenas prácticas y adoptar medidas correctivas en forma inmediata.

“Agradecemos a las enfermeras y enfermeros de nuestro país por la extraordinaria labor que vienen realizando, laborando incluso el Día del Trabajo y el Día la Madre, y que nos han permitido alcanzar más 2 millones 300 mil dosis inoculadas contra la COVID-19”, puntualizó.

En la conferencia de prensa, a la que también asistió el doctor Carlos Acosta, Superintendente de Susalud, se informó que la investigación estuvo a cargo de una comisión formada por el director de la Dirección Ejecutiva de Intervenciones por Curso de Vida, el director de la Dirección Ejecutiva de Pueblos Indígenas, la directora de la Dirección Ejecutiva de Evaluación y Monitoreo de Gestión en Salud y un miembro del equipo técnico de la Dirección Ejecutiva de Intervenciones por Curso de Vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *