Marcas de acné en el rostro

El 90 % de casos de acné en el rostro se presenta en la adolescencia, siendo una enfermedad crónica e inflamatoria que se desarrolla hasta la adultez. Se caracteriza por el engrosamiento de la piel y la obstrucción del folículo piloso que genera una producción excesiva de sebo. Esta condición es de mayor predominancia en el sexo masculino. Su aparición y persistencia depende de muchos factores como el genético y el hormonal, y es agravado por ciertos cosméticos, medicamentos, estrés, tabaquismo y alimentos ricos en carbohidratos refinados, etc.

El doctor Erick Torres, del Centro de Medicina Estética de la Clínica Ricardo Palma, explica algunos aspectos a tomar en cuenta para combatir esta afección a la piel.

• El acné debe ser manejado por un especialista, a fin de controlar los brotes y la inflamación, así como prevenir eventuales secuelas. Una vez que el acné esté controlado se tratarán las cicatrices y manchas que haya dejado.

• Los tratamientos estéticos están enfocados en mejorar las cicatrices del acné en cuanto a color y a la calidad en la piel, a fin que con cada sesión éstas no sean tan evidentes.

• Entre los tratamientos que mejor funcionan, y son el gold estándar para el manejo de las cicatrices, se encuentra el Láser CO2 fraccionado, que gracias a la entrega fraccionada del haz de luz permite tratar específicamente la cicatriz, logrando una rápida recuperación y reincorporación a los quehaceres diarios del paciente.

• El uso de medicamentos controla el cutis acnéico. Las limpiezas faciales ayudan a extraer células muertas, espinillas y regula la grasa de la piel, previniendo que aparezcan focos inflamatorios que activen el acné.

• En los últimos meses el uso de mascarillas por tiempos prolongados, en algunas personas, ha generado que la piel quede predispuesta o sensible a irritaciones o enrojecimiento, generando a su vez la aparición de ciertas lesiones de acné o rosácea en el rostro. Por ello, se recomienda usar jabones neutros o syndet (limpiadores) sin detergentes para no irritar el cutis. También, se debe mantener hidratada regularmente la dermis y buscar siempre una buena asesoría médica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *