Agricultura eficiente en América Latina a través de la tecnología

Lima.- Los latinoamericanos todavía tienen muchos menos dispositivos conectados que la mayoría de los norteamericanos, pero están aún más ansiosos por adoptar la tecnología del Internet de las Cosas (IoT) que la población mundial.

Hasta 90 por ciento de las empresas latinoamericanas encuestadas por Forrester Consulting estaban interesadas en explorar soluciones de IoT, en comparación con 80 por ciento en todo el mundo. MicroMarket Monitor predijo que el mercado de IoT de América Latina tuvo un valor de 44.4 mil millones de dólares en 2019. Casi todas las industrias pueden usar algún tipo de solución de IoT para agilizar sus procesos. Algunas de las oportunidades más significativas se encuentran en sectores donde los países latinoamericanos tienen una ventaja competitiva, como la agricultura y la minería.

En poco más de tres décadas, para 2050, se espera que la población mundial crezca de 7.6 a 9.8 mil millones, por lo que aumentar la producción de alimentos será de vital importancia para satisfacer la demanda mundial de alimentos.

Varias barreras han impedido que el sector agrícola de la región alcance su máximo potencial, incluidos algunos de los niveles de productividad más bajos del mundo, la baja inclusión financiera y la falta de resistencia a los choques externos, como los causados por el cambio climático y la pandemia mundial de Covid-19.

Reconociendo el impacto positivo que las herramientas de la agricultura digital pueden tener en la productividad, los ingresos y la resiliencia al cambio climático, las partes interesadas del sector agrícola en América Latina están implementando una serie de herramientas destinadas a aliviar los puntos débiles y beneficiar a aquellos en la cadena de valor agrícola, tanto en el suministro como en el lado de la demanda.

Mientras tanto, la Inteligencia Artificial y el análisis de macrodatos permiten datos más ricos, personalizados y procesables para que los pequeños agricultores aumenten la producción y disminuyan los costos. Entonces, ¿cómo hacer la agricultura más inteligente y eficiente a través de la tecnología?

La agricultura productiva y sostenible es una ciencia. Para los productores comerciales, el rendimiento agrícola -y, por lo tanto, los ingresos- depende de una serie compleja de insumos controlables y factores externos. Sin embargo, en los mercados emergentes, muchos de estos procesos aún son manuales.

¿Qué es la Agricultura 4.0?

Es una nueva era en la producción de alimentos que aprovecha la tecnología digital y el IoT para satisfacer con mayor precisión las necesidades de los cultivos, los agricultores y los consumidores.

Durante la última década, las empresas de maquinaria y biotecnología han estado recopilando predicciones meteorológicas precisas a través de datos de suelo, humedad, plantas y hongos para expandir sus negocios y ganancias. Cuando la industria de la informática y las telecomunicaciones entró en el negocio, nació la Agricultura 4.0.

Hasta la fecha, a nivel mundial, la GSMA ha identificado 38 soluciones de agricultura inteligente implementadas para el beneficio de los pequeños agricultores en los países en desarrollo. América Latina ha tardado más en implementar soluciones agrícolas 4.0 .

Sin embargo, hay buenos avances en América Latina. Han surgido diversas startups que llevan el liderazgo en el sector. Por ejemplo, IoT ayuda en Chile a los agricultores a manejar plaguicidas y plagas de polillas a través de cámaras y sensores que funcionan con energía solar que permiten a los agricultores monitorear sus trampas para polillas desde lejos, en lugar de visitar cada una individualmente. Estos sensores también rastrean la humedad y la temperatura .

Otra solución es administrar los cultivos almacenados en bolsas de silo utilizando una lanza que monitorea el calor, la humedad, el dióxido de carbono y el movimiento. Permite a los productores de granos monitorear el estado del grano almacenado en silos al aire libre mediante un algoritmo que combina la medición de CO2, temperatura y humedad para identificar la presencia de procesos biológicos que pueden conducir al deterioro del grano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *