Trabajo remoto: cuidados para evitar enfermedades y lesiones

Lima.- Trabajar desde casa se convirtió en la nueva normalidad para miles de personas en todo el mundo y el Perú no fue la excepción. Esta situación, generada por la pandemia de la COVID-19, es un reto diario que implica un proceso de aprendizaje y adaptación para lograr implementar nuestro espacio de trabajo en casa de la mejor manera posible.
Para ayudarnos a entender qué aspectos podemos mejorar en el trabajo remoto, el Dr. Carlos Rimachi Farfán, especialista en salud ocupacional del Instituto Daniel Alcides Carrión, nos brinda recomendaciones para evitar molestias y lesiones producto de un mal espacio de trabajo en casa.
“Algunas de las complicaciones principales del trabajo remoto surgen debido a la inexistencia de mobiliario adecuado y la ausencia de ventilación e iluminación de los ambientes en el hogar. Asimismo, otro problema importante es la falta de un límite definido del horario de trabajo. Se ve con frecuencia que el trabajador debe disponer de tiempo fuera de su horario laboral para atender requerimientos de su empleador y esto, en conjunto con todas las actividades personales que debe cumplir, pueden alterar su salud emocional generando un agotamiento muy perjudicial”, explicó el especialista.

¿Cuáles son los cuidados que debemos adoptar para evitar enfermedades y lesiones en el trabajo desde casa?

  1. Mobiliario adecuado: Es importante que contemos con una silla de trabajo que nos permita una buena y cómoda postura al realizar nuestras actividades diarias. Recordemos que una mesa de escritorio y una silla ergonómica pueden marcar la diferencia.
  2. Iluminación y ventilación: Es importante trabajar en un ambiente iluminado y con buena ventilación. Un error común es restarles importancia a estos aspectos y tener problemas como pérdida de la agudeza visual, fatiga visual, dolores de cabeza, mala concentración e incluso trastornos depresivos.
  3. Organización del trabajo: Es importante organizar el tiempo de trabajo de cada día para lograr cumplir las metas propuestas y evitar los sobretiempos innecesarios.
  4. Pausas activas: Es muy importante incluir pausas activas en nuestros días para distraernos y estirar nuestras extremidades con el fin de atenuar los riesgos disergonómicos (dolores en el cuerpo).

El especialista es enfático en mencionar que trabajar desde casa es una dinámica completamente diferente al de una oficina y no debemos dejar de lado aquellos detalles que podrían parecer pequeños e intrascendentes. “El trabajador no debe minimizar el riesgo que representa para su salud el no contar con un espacio adecuado de trabajo en casa y el manejo correcto de sus horarios laborales, porque pueden desencadenarse problemas tanto físicos como emocionales”, indicó Rimachi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *