¿Es mejor hacer ejercicio en la mañana o en la noche?

Lima.- Realizar actividad física es fundamental para mantenernos saludables debido a que nos ayudará a conservar nuestro peso corporal y densidad ósea, reducir la fatiga, mejorar nuestra autoestima, manejar la tensión y el estrés, entre otros muchos beneficios.

En ese sentido, una de las dudas más frecuentes es saber cuál es la mejor hora para realizar nuestros ejercicios. Para ayudarnos a conocer la respuesta, la Lic. Lilibeth Espinoza, fisioterapeuta y docente del Instituto Daniel Alcides Carrión, explica que no se ha determinado cuál es la mejor hora para realizar actividad física, pero sí existen factores que pueden ayudarnos a elegir personalmente cuándo es mejor realizar ejercicios según nuestras necesidades.

Espinoza nos brinda las siguientes pautas:

  • Por la mañana: Cuando realizamos actividad física, se sabe que nuestro cuerpo segrega las llamadas «hormonas de la felicidad»: dopamina, serotonina y endorfinas. Estos neurotransmisores levantan el ánimo, reducen el estrés y la ansiedad y, en general, producen una sensación de bienestar. Esto motiva a muchas personas a realizar ejercicios por las mañanas para estar animados y enérgicos durante su jornada laboral, por ejemplo.
  • Por la tarde noche: Debido a diferentes factores, muchas personas encuentran más factible ejercitarse durante la tarde-noche. Sin duda no hay problema en hacerlo, pero sí es recomendable realizar ejercicios no tan intensos; sobre todo si son horas muy pegadas a la hora de dormir, porque puede afectar el ritmo de sueño y la necesidad de descanso. “Ahora que muchas personas están trabajando desde casa a modo de prevención para reducir el riesgo de contagio de la COVID-19, puede resultar un poco retador mantener una rutina mañanera de ejercicios, debido a que se puede mezclar con las clases escolares, por ejemplo. En ese caso, se puede programar una hora de la tarde para realizar actividad física sin problema.”, señala la especialista.

La especialista hace hincapié en descansar adecuadamente para que nuestro cuerpo se pueda reponer. “Si realizaste una rutina particularmente difícil es recomendable descansar de 48 a 72 horas mientras los músculos se recuperan. Recordemos que el cuerpo necesita descansar tanto como necesita ejercitarse y si no lo hacemos corremos el riesgo de sentir dolor muscular, sufrir lesiones, fatiga y poco sueño”, señala Espinoza.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la inactividad física es el cuarto factor de riesgo relacionado a la mortalidad mundial (6% de las muertes registradas en todo el mundo). Además, se estima que la inactividad física es la causa principal de aproximadamente un 21%-25% de los cánceres de mama y de colon, el 27% de los casos de diabetes y aproximadamente el 30% de la carga de cardiopatía isquémica. Por ello aumentar el nivel de actividad física es una necesidad social, no solo individual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *