EsSalud advierte incremento del 60% de casos de miopía en niños por uso excesivo de equipos electrónicos

Los problemas oftalmológicos en esta época de pandemia avanzan de forma muy rápida y silenciosa. El uso indiscriminado de equipos electrónicos ha producido un incremento de casos de miopía en los niños nunca ante visto, las cifras revelan un 60 % más del promedio regular, así lo advierte la vocera de EsSalud Dra. …..

En esta época de pandemia están surgiendo una serie de problemas oftalmológicos en los pequeños de la casa. Estos problemas se deben a la sobre exposición de estos equipos electrónicos porque acostumbramos a los niños a que su visión funcione a distancias cortas: 30, 40 o 50 centímetros lo que genera que los niños con fondo de miope, astigmatismo, hipermetropía u otras enfermedades visuales, agraven muchísimo más su visión.  “Si esto tenía que evolucionar en un tiempo, por ejemplo, en 10 años, ahora en tan solo 9 meses, ya están apareciendo” sostuvo la especialista del Seguro Social de Salud.

El ser humano nace con una estructura transparente llamada córnea y un lente llamado cristalino, ambos juegan un rol muy importante en la visión; en el caso del cristalino, funciona como el lente de una cámara fotográfica bajo un mecanismo de zoom. Esto quiere decir que se encuentra en constante movimiento para enfocar a diferentes distancias. Se podría decir que este mecanismo no está funcionando al 100 % porque los menores solo lo están haciendo trabajar a distancias cortas.

“Los niños están todo el día en la computadora por las clases virtuales, si tienen tareas agarran el celular, si quieren jugar también algún aparato electrónico, todas a distancias muy cortas, ese zoom se queda trabado en cerca, los padres dicen, mi hijo cada vez ve menos, le digo que mire el letrero y no ve, claro, porque solo lo han acostumbrado a modo cerca, si un órgano uno lo adapta a una determinada función, se va a quedar con esa función” acotó la especialista.

La vocera de EsSalud sugiere que las clases virtuales para los menores no sea de 4 a 5 horas de corrido, sino de 30 minutos con descansos de por lo menos dos minutos para que los escolares puedan hacer trabajar al cristalino, en ese lapso deben ponerse de pie y acercarse a la ventana para ver distancias largas. La situación se torna más compleja cuando los menores sufren de alguna enfermedad visual como la miopía, astigmatismo entre otras

“Que vayan a un oftalmólogo con las protecciones adecuadas para que reciban una evaluación, solo con el ejercicio recomendado no es completo, puede haber una perdida subjetiva de la visión lejana porque el zoom no funciona a largas distancias, es como si se trabara, es subjetivo no objetivo, puede ser reversible a aquellos que no tiene patologías. Hay que tener cuidado con un niño, que de pronto tiene 1 de miopía y a los 9 meses ya está con un 3, probablemente no está en ese fase sino que su zoom, se quedó ahí trabado en cerca” sostuvo.

Finalmente, la especialista recomienda que los niños trabajen en ambiente iluminado y que hagan los ejercicios para movilizar el cristalino, aquel menor que no tuvo ningún problema de visión, puede ser que el zoom sólo esté trabado pero los que tienen fondo genético porque el padre, madre o abuelos tengan miopía, astigmatismo, va a pasar que, en corto tiempo, lo que tenía que avanzar en un período más largo, se presente ya. La visita a un oftalmólogo es importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *