Adaptan productos cárnicos para que las bodegas mejoren su oferta de valor

Las bodegas, al ser consideradas como comercio esencial, mantuvieron sus actividades durante la cuarentena, adecuándose a las medidas de seguridad a causa de la pandemia. Para ayudar a mantener la oferta de valor de este canal de ventas, la empresa de consumo masivo San Fernando, inició la distribución de presas de pollo trozado en bandejas cerradas desde su planta de producción, las cuales brindan mejores condiciones de sanidad que los consumidores requieren y que contribuye a promover las ventas de las bodegas por la demanda que tiene este producto.

En ese contexto, como alternativa atractiva para impulsar las ventas de los bodegueros, San Fernando adapta sus productos con aporte proteico buscando la inocuidad y la menor manipulación de los alimentos con practicidad, higiene y cuidado para las familias peruanas.

Los productos más solicitados de la marca tradicionalmente por los bodegueros son los hot dog, jamonada, chorizo, jamón, paté, hamburguesas, nuggets, huevo, pollo, cortes de pavo y de cerdo, y conservas. No obstante, con el lanzamiento de esta oferta de valor, destacan las ventas de pollo trozado congelado en bandeja que incluye diversas presentaciones como: pechuga entera, pierna con encuentro, filete de pecho con menudencia, pierna y muslo.

Entre las principales cualidades de esta línea de productos prácticos que se vende en las bodegas destaca la calidad e higiene que el consumidor busca, ya que al tener un empaque con film y etiqueta de garantía, hay una menor manipulación del pollo y asegura un producto de calidad para el consumidor. Además, tiene una presentación moderna, vistosa, ordenada y los cortes son casi homogéneos.

Para el bodeguero, estos productos son rentables al brindar cercanía del producto a los consumidores y les ayuda a ampliar su portafolio, ya que los cárnicos tienen gran demanda al ser de consumo diario, principalmente el pollo, la proteína animal más consumida en el país. Sin duda, en el contexto en el que vivimos, ofrecer productos cárnicos en las bodegas se ha vuelto relevante, ya que de esta manera el consumidor ahorra tiempo en el traslado hacia los lugares de compra, adquiere los productos de manera más rápida y tiene un menor contacto con multitudes.

Equipos de frío

Las bodegas, pese a mantener abiertas sus puertas durante la cuarentena, fueron uno de los canales más golpeados. Con la iniciativa de San Fernando, de brindar una oferta más atractiva, al cumplir con los protocolos de sanidad, complementa su oferta con la prestación de equipos de frío, los cuales son los que mantienen y presentan los productos en las condiciones de calidad que los consumidores exigen.

En ese sentido, la empresa de consumo masivo enfoca su estrategia comercial en los bodegueros, contribuyendo con equipos en frío para mejorar la conservación de los productos refrigerados y congelados de su portafolio y que, a la vez, puedan estar preparados para competir, mejorar su nivel de servicio y colaborar con la modernización de sus operaciones. A la fecha, se ha entregado cerca de 5,750 máquinas de frío a las bodegas en Lima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *