La UOC participa en la reflexión de los retos del proceso educativo peruano organizado por SUNEDU

El proceso de licenciamiento y supervisión de la calidad de las universidades peruanas hace seis años con la Ley Universitaria Nº 30220 del 2014 ha permitido un cambio en el sistema universitario peruano, y frente a los retos que esta pandemia ha traído, ha logrado afrontar de manera más óptima y organizada la educación desde la virtualidad. Para Pastora Martínez Samper, vicerrectora de Globalización y Cooperación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), la emergencia sanitaria ha puesto en evidencia algunas falencias que se han venido superando: «Los sistemas educativos no estaban preparados para un contexto de distanciamiento físico como el actual, pero es cierto que gracias al esfuerzo de equipos educativos y estudiantes se han sabido suplir estas deficiencias para continuar con la educación en remoto», puntualiza. 

Sin embargo, esta transición a la educación en remoto ha obligado a realizar otros ajustes en la normatividad peruana a partir de la resolución 039, dando los criterios de supervisión para las condiciones de calidad remota de emergencia. «Este cambio en la legislación que permite ahora en Perú una formación completamente online no quiere decir que necesariamente todas las universidades deban ser virtuales a partir de este momento: lo importante no es la herramienta, sino el para qué y para quién», afirmó la vicerrectora.

Ante el alto número de instituciones que han continuado con su oferta formativa a través de plataformas digitales durante la pandemia, se han desplegado distintas iniciativas de apoyo a los docentes por parte de SUNEDU e instituciones de educación superior, proyectos a los cuales la UOC se ha unido, partiendo de su experiencia de más de 25 años en educación superior de calidad 100 % online. Iniciativas como la plataforma conectados del Ministerio de Educación de Perú, eventos digitales y el ciclo de Docencia No Presencial de Emergencia, en el que se inscribieron más de 9.000 personas, 1.000 desde Perú, hacen parte de algunos de los proyectos desarrollados con el fin de apoyar la continuidad de la educación remota durante la emergencia. «En la UOC apostamos por el conocimiento abierto, y por ello hemos compartido nuestra experiencia en aprendizaje virtual, mediante una propuesta formativa en la que nuestros académicos compartieran con la comunidad recomendaciones sobre cómo adaptarse a una docencia no presencial de emergencia. Son webinars que tocan desde el diseño a la parte de la evaluación, pasando por una serie de recomendaciones de cómo asegurar ese seguimiento por parte del estudiantado, el feedback o la motivación», dice Martínez Samper.

Por otro lado, dentro de las distintas iniciativas y colaboraciones que la UOC viene desarrollando en Perú, se han impulsado becas divulgadas en PRONABEC que buscan ampliar el acceso a la educación superior y la formación a lo largo de la vida, promoviendo la internacionalización y la adquisición de competencias digitales en un ámbito global.    

Los retos educativos en Perú pospandemia

Si bien la ley universitaria ha sido el punto de partida para iniciar el proceso de transformación en la educación superior de Perú, aún queda el reto en la educación presencial, de romper la tradicionalidad y la rigidez que caracterizan su sistema de aprendizaje; pues, ante los distintos perfiles estudiantiles y el constante cambio del mercado laboral, los modelos educativos deben moldearse a un sistema de enseñanza más abierto, flexible y basado en proyectos, del que se extraigan nuevos elementos que beneficien tanto a estudiantes como a empleadores.

Partiendo de la consideración de que la COVID-19 podría ser el primer paso a la transformación digital, se requiere de una mayor planificación y tiempo para implementar un modelo educativo de e-learning: «El proceso a la transformación digital es un proceso que no es inmediato, y que requiere de tiempo y de altos estándares de calidad. Sin embargo, es un proceso necesario para aumentar la cobertura de la educación superior en zonas remotas del territorio, además de posibilitar el acceso a la universidad de todas las personas, independientemente de sus circunstancias personales y laborales», dice Pastora Martínez.

Y, aunque las universidades y el gobierno deberán realizar un profundo análisis de los retos que vienen para Perú una vez culmine la pandemia, para la vicerrectora de la UOC, lo importante es plantearse en qué queremos que se transforme todo este esfuerzo realizado: si queremos que sea en un plan de contingencia para una próxima pandemia o un desastre natural, o queremos aprovechar la oportunidad para una transformación digital profunda en la universidad. «Si es así, el cambio no debe ser solamente tecnológico, sino educativo y organizativo en todos los niveles, con una estrategia y liderazgo institucional». 

Una reforma que dio paso a la educación superior de calidad

En los últimos seis años, la educación superior peruana ha experimentado múltiples cambios a partir de la Ley Universitaria Nº 30220 del 2014,  reforma que le reintegró al estado, a través del Ministerio de Educación, el rol de ente regulador en la política de aseguramiento de la calidad del sistema educativo universitario. Gracias a ella, en Perú se ha logrado detener la proliferación de instituciones de educación superior que no cumplen con las condiciones necesarias de calidad y control: de 35 universidades que había en el país para los años 80, se pasó a tener 142 en el 2015. Actualmente, los procesos de supervisión que ha realizado la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU) desde la emisión de la reforma, se han reducido a 93 universidades avaladas. Además, SUNEDU es el órgano competente de acreditar la reglamentación emitida por parte de la entidad, para el reconocimiento de títulos otorgados por universidades extranjeras como es el caso de la UOC, que cumple con los estándares de calidad fijados por esta entidad para reconocer los títulos oficiales y la única universidad online de España para la validación de títulos propios

La vicerrectora de Globalización y Cooperación de la UOC, Pastora Martínez Samper, ha realizado el análisis como invitada experta durante el evento digital Educación Universitaria y Retos del Proceso Peruano, espacio organizado por SUNEDU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *