COVID-19: El panorama de las startups en la reactivación de la economía

La Covid-19 ha obligado a muchas empresas a reformular su core de negocio e incluso virar 180° sus servicios. Algunas grandes empresas han podido adaptarse gracias a su capital financiero y humano, pero ¿qué ha pasado con esos pequeños emprendimientos llamados startups?

Las startups no fueron concebidas para resolver grandes problemas o necesidades ya establecidas en la sociedad. Su principal característica es que pueden interpretar muy rápidamente las necesidades del mercado, incluso cuando ni el mercado mismo sabe que las tiene y, de este modo, desarrollar soluciones para esas necesidades específicas. No importa qué esté pasando, siempre habrá necesidades personales o de empresas en diferentes sectores y los startups están a la búsqueda.

Las startups se han visto perjudicados o se encuentran adormecidos no porque no tengan ideas muy buenas, sino porque no tienen los fondos suficientes para realizarlas. Es importante, entonces, que la comunidad de ángeles inversores esté atenta y las startups hagan visibles sus ideas para poder conseguir el dinero suficiente que les permita implementarlas y seguir creciendo”, asegura Federico Cúneo, director de Amrop Global.

Sin embargo, Cuneo explica que la capacidad de adaptación de las startups dependerá de la optimización de su última milla (utilizado por las startups con servicios delivery y distribución), sus estándares de servicios y, por supuesto, su utilidad para el receptor.

“Un buen ejemplo de adaptabilidad exitosa es MESA 24/7. Su core de negocio se basaba en el servicio de reservaciones en diferentes restaurantes. Sin embargo, con los restaurantes cerrados tuvieron que reformular su estrategia. Ahora, su web permite que los usuarios pidan comida a diferentes restaurantes a través de su plataforma”, comenta el director de Amrop Global, una de las mayores empresas mundiales de búsqueda de ejecutivos.

Es importante resaltar que las startups son empresas peculiares. Sus estructuras suelen tener a un solo CEO o un grupo reducido de socios y, debajo de ellos, jóvenes con talento y habilidades necesarias para poner en marcha la idea del directorio. Al ser empresas tan únicas, basadas en servicios útiles para determinados momentos, si estos cambian, las startups también deberán transformarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *