Una guía rápida si tu hijo es prematuro

Lima.- Todo niño nacido entre las 38 a 42 semanas de gestación es un bebe a término que alcanza el desarrollo y madurez de sus órganos y sistemas. Sin embargo, existen múltiples causas para que un bebé nazca con menos de 37 semanas y es aquí cuando hablamos de un niño prematuro.

La Mg. obstetra Natalia Alejos, docente del Instituto Daniel Alcides Carrión, nos cuenta que los bebés prematuros tienen un peso menor a 2500 gramos y tienen menos grasa corporal pues esta suele ganarse en los últimos meses del embarazo. Asimismo, la cabeza no es proporcional a su cuerpo y el llanto es débil debido a la falta de oxígeno.

La especialista señala que existen factores que predisponen un parto prematuro que son posibles minimizar en los controles. Las posibles causas que generan que un bebe nazca prematuramente son:

  • Madres en edades extremas (menores de 17 y mayores de 40 años).
  • Mujeres con antecedentes de prematuridad.
  • Madres con un tiempo intergenesico menor de 6 meses.
  • Embarazos múltiples.
  • Mujeres diabéticas e hipertensas.
  • Alteraciones uterinas y placentarias.
  • Infecciones urinarias.
  • Madres obesas o de bajo peso.
  • Altos consumo de alcohol, cigarrillos y drogas.

Todos los recién nacidos son vulnerables pero los prematuros lo son aún más. Considerando el tiempo de prematuridad se consideran los siguientes casos.

  • Prematuros moderados: aquellos que nacen entre 32 y 37 semanas. Son los más frecuentes y tienen una alta incidencia de sobrevivir con atenciones y apoyo.
  • Muy prematuros: aquellos que nacen con 28 a 32 semanas. Estos recién nacidos requieren mucho más cuidados para sobrevivir.
  • Prematuros extremos: menos de 28 semanas. Son bebes extremadamente vulnerables. 

El bebé prematuro debe estar en la Unidad de Cuidados Intensivos y permanecer en una incubadora para brindarle los cuidados necesarios y realizar una serie de pruebas. En esta etapa:

  • La incubadora lo mantendrá calientito ya que ellos carecen de grasa corporal que le ayudaría equilibrar la temperatura de su cuerpo.
  • Controlarán la respiración y la frecuencia cardiaca:
  • Calcularán el ingreso de líquidos que recibe a través de la alimentación y de las vías intravenosas, y salida de líquidos a través de pañales sucios.
  • Lo pondrán bajo luces para ayudar al hígado a descomponer el exceso de bilirrubina y controlar la ictericia neonatal (color amarillo en la piel).
  • Harán un recuento de glóbulos rojos para detectar si existe anemia o infecciones.
  • Le colocarán una sonda de alimentación para asegurarse de que reciba líquidos y nutrientes

Cuando sea el momento de ir a casa con el bebé, es normal presentar sentimientos encontrados de entusiasmo, felicidad y a la vez de temor. Además, puede ser agotador tanto de nivel físico y emocional por lo que algunas recomendaciones son:

  • Consumir alimentos saludables y descansar todo lo posible.
  • No exponer a tu bebe a lugares concurridos hasta que el especialista lo permita.
  • Lavarse las manos antes de estar en contacto con el recién nacido.
  • Evitar la visita de familiares que puedan estar resfriados o con algún cuadro de salud.
  • Asistir a todas las consultas médicas que al principio serán bastante frecuentes.