Transforme su Centro de Datos de básico a estratégico

Lima.- Impulsados por un explosivo crecimiento de datos, los administradores de Centros de Datos están sorteando múltiples prioridades: por un lado, necesitan mantener bajos los costos operativos, y por otro, incrementar la eficiencia energética y optimizar la capacidad. Todo esto, mientras se mantiene la disponibilidad y confiabilidad de la red. Para satisfacer estas demandas, el espacio del Centro de Datos es comúnmente subutilizado, al tiempo que las capacidades de energía y enfriamiento están sobre aprovisionadas. Una situación que puede ser demasiado costosa de mantener.

Para la mayoría de las compañías, monitorear y administrar su Centro de Datos a través de la instrumentación, es la clave para incrementar la eficiencia energética. Cuanto más granular sea su conocimiento de cada fila y cada gabinete, las decisiones serán más acertadas y rápidas, lo que les permitirá ser más productivos.

Sin embargo, incrementar la eficiencia energética en el Centro de Datos no se trata sólo de exprimir el dinero. De acuerdo con estimaciones de IBM, se necesita el 70% del presupuesto de TI para operar un Centro de Datos típico, y el 30% para nuevos proyectos(1). Según esta investigación, sólo uno de cada cinco Centros de Datos están operando a niveles más eficientes. Estas organizaciones, cuyos Centros de Datos ganan la distinción de estratégicos, gastan un 50% más de su presupuesto total de TI, en nuevos proyectos contra el mantenimiento de su entorno actual, comparado con las empresas que tienen Centros de Datos básicos.

De forma semejante, los Centros de Datos estratégicos gastan menos de 50 centavos de dólar para operar la infraestructura, mientras que le dedican 53 centavos a nuevos proyectos. La brecha entre básico y estratégico es enorme.

Así las cosas, las empresas que operan los Centros de Datos estratégicos son capaces de gastar más de su presupuesto de TI en proyectos transformadores de carácter global. Las mejores prácticas utilizadas por los Centros de Datos estratégicos incluyen la medición del PUE(2) -métrica para niveles de energía, utilización y efectividad real-, el seguimiento a estándares de la industria para eficacia operativa y el monitoreo de las condiciones térmicas a través de la instrumentación.

Los administradores de Centros de Datos y de TI, buscan constantemente información relevante y precisa acerca del estado de la energía y su eficiencia, así como de los activos y la capacidad instalada. La falta de información es a menudo la raíz de una toma de decisiones desarticulada y sin fundamento. Existen fabricantes globales que han creado soluciones de punta a punta, para ayudar a los administradores a construir Centros de Datos verdaderamente estratégicos, en los que se apoyan las organizaciones para sus necesidades actuales y futuras.

El aumento de la eficiencia operativa y energética, aprovechando la inteligencia del Centro de Datos, puede ayudar a su organización a moverse de lo básico a lo estratégico.(Neil Corradine, Vicepresidente de Ventas para Latinoamérica, Panduit)