Sin Escala, una película protagonizada por Liam Neeson y la nominada al Óscar Julianne Moore

Lima.- A medida que los tiempos avanzan también lo hace la forma en que viajamos. Con miles y miles de personas movilizándose día a día, sin duda el medio por excelencia para cubrir grandes distancias en poco tiempo es el avión. Con una gigantesca industria que inunda los cielos del mundo, la seguridad es la prioridad absoluta, sin embargo cuando lo peor ocurre existen pocos lugares tan aterradores como encontrarse a decenas de miles de metros de altura en un gigantesco ataúd de metal que se precipita a tierra.

Sumando este temor al de encontrarnos presa de un asesino desalmado dispuesto a acabar con las vidas necesarias para conseguir lo que desea, nos llega “Sin Escala” (Non-Stop), una vertiginosa cinta de acción llena de emocionantes giros en la que la única esperanza de los pasajeros de un vuelo secuestrado es el oficial Marks, interpretado por Liam Neeson.

Dirigida por Jaume Collet-Serra, a quien le debemos espeluznantes títulos como “La Casa de Cera” y “La Huérfana”, la cinta también cuenta con la actuación de Julianne Moore, Michelle Dockery, Anson Mount, Lupita Nyong’o y Scoot McNairy

La película nos presenta a Bill Marks (Liam Neeson), un veterano agente del servicio aéreo de los Marshals, quien en medio de un viaje transatlántico desde Nueva York a Londres recibe una serie de misteriosos mensajes de texto ordenándole de que inste al gobierno a hacer una transferencia de 150 millones de dólares a una cuenta secreta, o un pasajero morirá cada 20 minutos.

Sin embargo, la misteriosa cuenta resulta encontrarse a nombre del propio Marks y lo que es peor, una bomba es descubierta a bordo. De esta manera el oficial se encuentra convertido en el principal sospechoso, mientras se desarrolla un tenso juego del gato y el ratón a 40.000 pies de altura y con la vida de 200 pasajeros colgando de un hilo.

“Sin Escala” se estrena este 27 de febrero en nuestro país y nos asegura acción sin límites de inicio a fin ¡Imposible perdérsela!

Top