Siete artistas mujeres presentan muestra «Memoria Escindida»

Lima.- Memoria escindida. Arqueología de la posmodernidad en ruinas es un proyecto de X-Change Art Project –plataforma independiente y autogestionada para la difusión del arte contemporáneo, bajo la curaduría de Luisa Fernanda Lindo, configura una arqueología de las ruinas de la posmodernidad a partir de la representación o presencia de aquellos objetos y sujetos que fueron silenciados y/o relegados a los márgenes de la historia, esa delgada línea donde todo termina naturalizándose de manera artificial.

La muestra abordará el concepto de memoria a partir de las cosas naturales y materiales que conforman el entorno. Así, la memoria no solo es concebida desde el sujeto que recuerda sino desde los objetos materiales que funcionan como mediadores sociales y la misma naturaleza como sujeto de derecho.

Las obras que conforman esta muestra abordan la memoria desde tres ejes: la naturaleza, los objetos y los sujetos. Contrarias a la objetualización de la naturaleza, las obras de Rossana López-Guerra, Mariana Riveros y Natalia Revilla se acercan a la concepción de la naturaleza como sujeto de derecho. 

Rossana López Guerra presenta a través de punciones sobre papel, el sistema hidrográfico de la región Junín en la sierra peruana. Estos lugares y paisajes que nos remontan especialmente a la sierra y selva peruana, conducen a reflexionar acerca de la objetualización de la naturaleza y nuestra relación con ella.

Por su parte, en “Apachetas” Mariana Riveros realiza una instalación donde las piedras y el cemento son protagonistas, como resultado de una profunda investigación acerca de las múltiples capas que conforman la Costa Verde y cómo el mar ha resistido de manera implacable a la intervención humana.

Siguiendo esta línea, Natalia Revilla en su propuesta artística “Lo invisible es un lugar” señala la ausencia del Estado a partir de la presencia de espacios olvidados o invisibilizados que, representados en dibujos hechos con carboncillo sobre tela, señalan la transformación violenta a causa del extractivismo indiscriminado.

“Resistencia” de Ana Cecilia Farah consta de una instalación sonora conformada por una escultura realizada con piezas rescatadas y ensambladas, pertenecientes a la zona de La Mar (ex La Siberia) ubicada en el barrio de Santa Cruz del distrito de Miraflores (Lima), así como un audio que recoge el registro sonoro de la zona, mostrando los cambios que ha experimentado el barrio. Siguiendo esta línea de desplazamientos, “Fósiles urbanos” de Iliana Scheggia es un estudio en torno a las Unidades Vecinales que surgieron en los 50 y 60 del siglo XX, (Unidad Vecinal #03 y Mirones), como respuesta económica y moderna por parte del Estado a la sobrepoblación en la capital.

La problemática en torno a la objetualización no discrimina a los sujetos, esto se muestra en la obra “Artículo 6” de Lucía Cuba, un proyecto de diseño y activismo que busca hacer visible el caso de esterilizaciones forzadas realizadas en el Perú entre 1996-2000. El nombre del proyecto hace referencia al Artículo Sexto de la general Ley de Salud del Perú, que establece que “todas las personas tienen el derecho a elegir libremente el método anticonceptivo de su preferencia, y a recibir información adecuada sobre los métodos disponibles y sus riesgos”. Finalmente, en “Memoria #779 (caja negra)” Patricia Villanueva aborda la identidad y la memoria personal a través de una pieza sumamente poética a la vez que impenetrable, pues se trata de siete cajas de acrílico negro sellados y numerados, en cuyo interior se conservan los recuerdos de treintaicinco años de vida que la artista depositó en ellos.

Los esperamos desde el 12 de setiembre al 27 de octubre en la galería Raúl Porras Barrenechea en Av. Larco 770 Miraflores.