Semanario COMEXPERU N° 798

Lima.- El Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) está en su etapa final y se espera que concluyan las negociaciones muy pronto. Es un hito importante en la integración del Perú a la economía global y un paso trascendental hacia el Acuerdo de Libre Comercio del APEC.

En el TPP participan 12 países de la región del Asia Pacífico, los cuales poseen un mercado potencial de 805 millones de habitantes, concentran un 37% del PBI mundial y representan un 25% de las exportaciones globales y un 27% de las importaciones. Además, para el Perú significa la oportunidad no solo de acceder preferencialmente a nuevos mercados, como Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Brunéi y Vietnam, sino también de mejorar las condiciones de acceso de nuestros productos a mercados como Canadá, EE.UU., Japón y Singapur.

El Perú, junto con México y Chile, tiene la oportunidad de ser parte del más importante bloque comercial a nivel mundial. Otros países de la región y de otras partes del mundo quieren pertenecer a este acuerdo, pero se les pasó el ómnibus. Quedarse fuera de este bloque es quedarse aislados, perder competitividad, perder la oportunidad de ser parte de un mercado ampliado con visión moderna de integración al Asia Pacífico.

Los peruanos no podemos dejarnos engañar por argumentos falaces ni por la campaña de desinformación sobre el impacto del acuerdo. Ya hemos pasado por esto con el TLC con los EE.UU. (igual que con China, UE y otros), donde los mismos grupos anticrecimiento y anticomercio usaron argumentos similares, que la realidad viene demostrando contundentemente que son falsos.

El TPP es un acuerdo de libre comercio que genera oportunidades, abre mercados y consolida el acceso de nuestros bienes y servicios a las economías más dinámicas del Asia Pacífico. Este acuerdo beneficiará a 30 millones de consumidores peruanos, que ya conocen las ventajas del libre comercio y que, gracias a los TLC, pueden acceder a más productos a mejores precios y con mayor variedad.

Hace algunos días, Andrés Oppenheimer se refirió al TPP como el “huracán del Acuerdo Transpacífico”, al indicar que los países latinoamericanos que queden fuera de este bloque estarán aislados. Eso no es una posibilidad para nuestro país. Hoy, frente a un entorno internacional inestable, el TPP se abre como una oportunidad para que los empresarios peruanos accedan a nuevos mercados que les permitirán diversificar el riesgo, crecer, producir más y crear más empleo. Además, generará una posición preferencial, frente a otros países en la región, para la atracción de inversiones… más capitales generadores de empleos formales.

Confiamos en el excelente equipo negociador y estamos seguros de que el liderazgo del Mincetur, de la mano con otras instituciones públicas y el sector privado, como ha venido ocurriendo, nos llevará a un pronto cierre del acuerdo. Este es un gran bus, que sin duda nos llevará lejos como país.