Se inyectó aceite de oliva en el pene y se quedó sin genitales

Tailandia.- Poco es mejor que nada… eso es lo que tendría que haber pensado un hombre de 50 años antes de inyectarse aceite de oliva, creyendo que así tendría el pene más grande. Ahora, por ambicioso se quedó sin genitales.

Esto sucedió en Tailandia. Resulta que este hombre fue aconsejado por varios de sus amigos, quienes le aseguraron que inyectándose aceite de oliva en el pene podría agrandar el tamaño su órgano sexual.

El hombre muy obediente y poco inteligente, por varios años siguió “el tratamiento”. No se sabe si el pene le creció, pero lo cierto es que debido a tanto aceite que se inyectó desarrolló una severa infección que al final resultó ser cancerosa.

Para salvarse la vida tuvo que ser sometido a una cirugía urgente donde los médicos se vieron en la necesidad de extirparle los genitales.

Por increíble que parezca, eso de inyectarse substancias para que el pene crezca no es nuevo. De hecho, en el Ministerio de Salud de Tailandia mencionan que esta práctica se ha vuelto muy habitual en los últimos años.

Además de aceite de oliva, se han registrado casos de hombres que se han inyectado parafina, silicona o cera de miel de abeja. En el Hospital de Bangkok informan que al mes atienden a unos40 pacientes que presentan efectos secundarios a causa de estos “remedios”. De momento no hay evidencia de que estos procedimientos causen cáncer, pero sí son muchas las infecciones que se provocan por la administración indebida de estas substancias.