¿Cómo reconocer un vino en mal estado?

Lima.- Las modernas técnicas de vinificación y crianza, implementadas actualmente en la producción del vino, han conseguido que sea más difícil encontrar un vino en mal estado, sin embargo, en ocasiones nos topamos con vinos que no disfrutamos como debe ser, por nuestra falta de experiencia o por no saber explicar bien qué es lo que ocurre.

Si no somos expertos, es menos fácil identificar un vino en mal estado, por eso, además de nuestro instinto es bueno tener en cuenta algunas características que ayudarán a detectar si el vino no está en buenas condiciones. Según Eduardo Morales, Sommelier de Intipalka, “el olfato es el principal aliado de cualquier persona que quiera conocer el estado de un vino, si los aromas no son agradables, la experiencia en boca, probablemente, tampoco será placentera”, señaló el experto.
Para identificar los defectos de un vino, el experto Eduardo Morales, recomienda tener en cuenta algunos defectos típicos de los vinos picados.

1.- Vista: Revisa muy bien el corcho. Si el corcho está seco o si la parte que debe estar en contacto con el vino no tiene el color adecuado, hay una gran posibilidad que el vino presente errores. “Si encontramos colores ajenos al estilo del vino, como los vinos blancos, que van para los anaranjados o acercándose al marrón, o tintos de colores pardos y sin brillo, pueden decirnos que el vino ya alcanzó el final de su vida”, indicó Eduardo Morales, Sommelier de Intipalka.

2.- Olfato: Al considerar el aroma, debemos empezar también por el corcho, ya que es el primer canal de comunicación entre el vino y el consumidor. Cuando se destapa la botella y al servirlo en la copa se siente un olor fuerte y muy penetrante, a corcho o cartón húmedo, es recomendable avisarle al sommelier si estás en un restaurante, o no servirlo a tus invitados si estás en tu casa. “Recuerda que, si el vino presenta errores aromáticos, estas serán transmitidas al corcho. En el caso se presente olores a huevo podrido, puede arreglarse dejando respirar al vino por unos minutos”, señaló Morales.

3.- Gusto: Cuando probamos cualquier de los vinos en boca, podemos percibir sabores demasiado fuertes. Si sabe a vinagre o acetona, corroboramos que el vino está en mal estado sin ninguna duda. “Por ejemplo, si bebe un vino blanco joven, debería darnos notas afrutadas y cítricas, no notas avinagradas o acarameladas, ahí estaríamos ante un vino que no esta en buen estado, igual sucede en el caso de los tintos”, dijo el Sommelier de Intipalka, Eduardo Morales.

Finalmente, el experto de Intipalka, recomienda tener paciencia cuando destapemos un vino. Dejarlo reposar y volver a probarlo, pueden hacer la diferencia en la experiencia que se tiene con la bebida. Si definitivamente consideras que el vino está en mal estado y estás en un restaurante, comunícaselo al sommelier y hazle saber los motivos por los que consideras que tu vino no está en condiciones de ser servido.