Productores participan en el XXVI Festival de la Chirimoya en Huarochirí

DAR Callahuanca, el proyecto impulsado por Enel e implementado por Cáritas del Perú junto a Cáritas Chosica en el distrito de Callahuanca (Huarochirí), continúa otorgándonos los frutos del desarrollo y la reconstrucción, tras dos años de arduo trabajo por la mejora de la calidad de vida de 119 familias productoras de cultivos de palta, chirimoya y hortalizas.

En esta ocasión, alrededor de 50 productores del proyecto DAR Callahuanca, organizados en dos pequeñas empresas comerciales, participaron en el XXVI Festival de la Chirimoya realizado el 27 y 28 de abril en el distrito de Callahuanca, evento turístico en el cual mostraron al público la calidad y belleza de sus frutos, además de todos sus conocimientos de comercialización, producto de las capacitaciones que se les brinda en el proyecto.

… “En el proyecto somos un grupo de accionistas y nos estamos presentando acá con nuestros productos. Cáritas y Enel nos ayudan a un mejor manejo de los cultivos y tener una mejor fruta, a comercializarla como néctar y pulpa de chirimoya y a trabajar en grupo, y así salir adelante. Me gusta mucho el proyecto porque nos enseñan a producir una chirimoya de mejor calidad. Es un buen programa porque apoya al productor”, indicó Jessica Villanueva Fuentes, una de las productoras de palta y chirimoya beneficiaria del proyecto.

A su vez, Santiago Pardo, Gestor Comercial del proyecto DAR Callahuanca, dio alcance de algunas de las actividades del componente comercial: “Estamos reestructurando la organización de las mypes de Barbablanca y Callahuanca, y también estamos trabajando fuerte en la gestión empresarial, fortaleciendo la parte de la calidad del producto, estandarizando la pulpa y lanzando una nueva presentación que es el néctar de Chirimoya.

La meta que perseguimos es la sostenibilidad del proyecto, que los productores comiencen a negociar directamente, rentabilizar el proceso que tienen. Tenemos cuatro clientes fidelizados para la pulpa de chirimoya. Ahora estamos lanzando el néctar de chirimoya, apuntando al mercado regional y nacional”

Adicionalmente, indicó que el Festival de la Chirimoya es una oportunidad de negocio para comercializar los diversos productos como la pulpa y el néctar de chirimoya, así como la venta de plantones de palta y chirimoya producidas en el vivero de la empresa de Barba blanca.

En este festival participaron alrededor de 50 productores organizados en dos mypes: Empresa de Productores de Callahuanca y Empresa Agrícola de Barbablanca. A su vez, 15 de ellos participaron del Concurso de la mejor Chirimoya de Callahuanca, organizado por la Municipalidad de Callahuanca, en el cual se ofrecieron chirimoyas de bellas formas, texturas y con un peso de hasta 3 kilos 800 gramos. En este concurso resultó ganador el señor Rolando Vasquez Casas, del fundo Huerta Chica, con un fruto de chirimoya de buena calidad con un peso de 2.8 kilos.

SOBRE EL PROYECTO DAR CALLAHUANCA

El proyecto DAR Callahuanca nace en noviembre de 2017 como una iniciativa de Enel y Cáritas para implementar actividades que promuevan el desarrollo sostenible de la población afectada y puedan incrementar sus ingresos en el corto y mediano plazo, mejorando su calidad de vida, con empleo digno e impulsando la competitividad de las cadenas de valor de los principales cultivos agrícolas como la chirimoya, el palto y hortalizas. Es implementado por Cáritas del Perú y Cáritas Chosica, y viene apoyando a 119 familias.