Presidente Vizcarra convocó a gobernantes de las Américas a “Conformar una alianza regional contra la corrupción”

Lima.-Un llamado a “conformar una alianza regional contra la corrupción, con un enfoque preventivo y disuasivo en todo el hemisferio, además de una política de tolerancia cero frente a los actos corruptos”, hizo esta noche el presidente peruano, Martín Vizcarra, a los jefes de Estado y de Gobierno congregados en la VIII Cumbre de las Américas.

Propuso también trabajar juntos y mantenerse unidos en la “lucha contra la corrupción que entorpece y obstaculiza los avances logrados como región” en términos de reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la integración comercial.

Asimismo, los invocó a “redoblar esfuerzos” para construir un continente donde “lo primero sean los ciudadanos”, pues los gobiernos se deben a ellos, a sus esperanzas y sueños para construir una sociedad sana, con oportunidades y con pleno ejercicio de sus derechos.

La convocatoria también fue extensiva a los representantes de organismos internacionales, empresarios, sociedad civil organizada, ciudadanos y jóvenes de las Américas desde Alaska hasta Tierra del Fuego.

En su discurso inaugural de esta Cumbre, que se realiza en la ciudad de Lima, el mandatario indicó que se adoptarán compromisos para fortalecer la gobernabilidad democrática y combatir la corrupción, “un mal que a lo largo de décadas ha postergado el desarrollo de nuestros pueblos además de truncar el proyecto de vida de millones de ciudadanos”.

“En la Cumbre que hoy nos congrega adoptaremos medidas concretas para incrementar la transparencia y acceso a la información, potenciar la participación de la sociedad civil en el seguimiento de la gestión gubernamental, así como consolidar el respeto a la libertad de expresión y la protección de informantes”, resaltó el mandatario.

Dijo que se avanzará en la adopción de acuerdos para tomar medidas preventivas como la consolidación de una educación en valores democráticos y cívicos que permita a los ciudadanos conocer sus derechos y defenderlos.

“En nuestra lucha contra la corrupción también será crucial el empoderamiento de la mujer como un eje transversal de nuestras políticas”, remarcó Vizcarra.

Expresó que es necesario que se establezca “acciones concretas para incrementar la transparencia en obras públicas y en el financiamiento de los partidos políticos, además de solicitar al sector privado un mayor compromiso en la lucha contra la corrupción”.

De esta forma, enfatizó que el Compromiso de Lima, que se adoptará al finalizar la Cumbre, permitirá avanzar en el intercambio de información y eficiencia jurídica así como la profundización de iniciativas para la recuperación de activos.

Por ello, refirió que el desafío de los gobernantes de este continente es atender la urgente demanda de transparencia y luchar contra la corrupción a fin de “recuperar la confianza ciudadana en las instituciones” para vivir en una sociedad más justa.

Agregó que la corrupción es uno de los mayores obstáculos para el desarrollo y el goce efectivo de los derechos humanos, problema que genera pérdidas cuantiosas de recursos e impide atender con eficiencia las necesidades más urgentes de nuestras poblaciones en materia de educación, salud, vivienda e infraestructura.

En esa línea, comentó que cada año, según el Banco Mundial, el 2% del Producto Bruto Interno global se pierde en pagos de sobornos que ascienden a 1.5 billones de dólares, aproximadamente; es decir 10 veces más de lo que el mundo invierte en asistencia para el desarrollo.

Sin embargo, los montos destinados a la corrupción son aún bastante mayores y la cifra se multiplica si se considera la malversación de fondos del Estado y el robo o mal uso de los activos públicos.

“Mientras esto sucede, nuestros gobiernos siguen sin poder resolver temas como delincuencia, informalidad, corrupción”, opinó el mandatario peruano al advertir que si esta situación continúa “será muy difícil avanzar en el cumplimiento de las metas y Objetivos de Desarrollo Sostenible contenidos en la agenda al 2030.

En ese contexto, manifestó que los estados del hemisferio han ensayado reformas en favor de la transparencia, la rendición de cuentas y la promoción de sistemas judiciales más independientes durante las últimas dos décadas.

“No debemos convivir con la corrupción como si fuese algo natural o inevitable porque desde nuestro lugar hay mucho que podemos hacer para luchar de manera frontal contra este flagelo”, destacó el mandatario.

Por eso, reafirmó que los jefes de Estado y Gobierno reunidos en este importante evento tienen “la firme voluntad de arribar a decisiones que prevengan y enfrenten de manera eficaz esta amenaza transnacional”.

A %d blogueros les gusta esto: